El 1 de diciembre las asociadas del Club Palmera y sus padres representarán el Cuento de Navidad de Charles Dickens en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla. Como cada año este grupo se esfuerza para poder ofrecer su habitual musical.

En esta nueva edición, tras los éxitos cosechado en años anteriores, han programado dos sesiones, una a las cinco de la tarde y otra a las siete. Paloma Avellán, directora del Club Palmera, asegura que, «el año pasado no se cabía en la sala del auditorio de Fibes. Había, incluso, personas sentadas en los pasillos».

La fuerte crisis económica ha hecho que el Club pierda a todos sus patrocinadores para la actuación de 2012, pero las entradas se van a mantener en el mismo precio que en los últimos cinco años. Ocho euros es la cantidad a pagar para que los niños disfruten de un tradicional cuento de Navidad. Las entradas están ya a la venta en la sede del Club, en la calle Progreso 45.

La Asociación Benéfica Club Palmera, situada en el barrio del Porvenir, es la encargada de llevar esta famosa obra a los escenarios del palacio de congresos. Esta actividad es una de las más arraigadas de dicha organización, que nació hace 20 años con un concurso de villancico en el Hotel Los Lebreros. Cada año han ido superándose y mejorando la calidad de las actuaciones. La gran afluencia de público motivó el cambio de sitio de esta celebración a un espacio de mayores dimensiones. Por eso, hoy día, se celebra en el recinto ferial de Sevilla Este.

Aunque el formato haya cambiado hace ocho años, de ser un concurso de villancicos ha pasado a ser  un musical, la asociación en estas dos décadas ha tenido siempre un objetivo principal, que es llevar a cabo una actividad realizada en un ambiente íntimo, en el que padres e hijos tengan la oportunidad de compartir su tiempo libre.

El Musical Familiar de Navidad se ha convertido en un clásico ya que congrega a cientos de familias, poniendo en valor algo tan nuestro como el espíritu de las fiestas Navideñas. Año tras año, el esfuerzo de Club Palmera se renueva, y vuelve a obsequiar a Sevilla con el único musical familiar de la ciudad hasta la fecha. Los fantasmas de las Navidades pasadas, presentes y futuras estarán representadas por casi 200 jóvenes y mayores con la única intención de conceder un rato único al público.