La asociación de Mujeres Giralda celebró en la tarde de ayer jueves su XV Pregón de Semana Santa en el Centro Cívico Torre del Agua. El salón de actos de esta sede se engalanó para recibir en el atril del escenario al pregonero de esta edición, Antonio Vargas Ferrés, a las 18:30 de la tarde comenzaba el acto presentado por el delegado del distrito Sur, José Luis García.

La sala estaba impregnada con el olor del incienso, decorada con flores y ataviada con un altar presidio con la imagen de la Virgen de la Paz, todo decorado con mucho gusto, y con el amor que le ponen las mujeres de esta organización cada año a esta celebración. Un gran número de asistentes, ataviados con sus mejores galas, llenaron el patio de butacas. Todos impacientes por escuchar el pregón recitado por Antonio Vargas Ferrés, que fue recibido entre los aplausos de los allí presentes.

Amalia Gómez, pregonera de la anterior edición, fue la encargada de presentar a su homónimo de este año. Gómez se deshizo en palabras al hablar de Vargas. De él destacó su experiencia como pregonero y su amor por la Semana Santa. «Aprendió la Semana Santa de la mano de sus padres y los padres son los que nos hacen vivir la semana grande desde dentro», apostilló Amalia.

Por su parte, Vargas aprovechó la ocasión para agradecer a la asociación de Mujeres Giralda la oportunidad de dirigir este pregón que tan importante es para el Distrito Sur. También dedicó unos versos muy sentidos al barrio que le vio nacer, El porvenir, y a su hermandad, La Paz. La grandeza de sus palabras embelesó a todo el público.

Al finalizar el acto, las saeteras, Ángeles Estévez, Paquita Serrano y Paquita Rodríguez, fueron las encargadas de regalar con su voz las saetas que hicieron las delicias de los más de doscientos asistentes.