Si preguntásemos a los ciudadanos de Sevilla cuál es el barrio de Nuestra Señora de la Mercedes, sólo alguno que otro sabría contestar, sin embargo, si la cuestión fuese cuál es el barrio del Tiro de Línea, no cabe duda que todos sabrían responder. Popularmente conocido como el Tiro de Línea, esta zona del distrito Sur ha tenido otros nombres. El primero fue barrio de la República y luego Nuestra Señora de las Mercedes, pero ya hace mucho tiempo que, a pesar de tener otras denominaciones, se le conoce como Tiro de Línea, debido a que los militares practicaban en el descampado que había allí los ejercicios de tiro con cañones.

Lo primero que se conoce de este barrio es que fue lugar de pasto para el ganado cuando llegaba la feria. Esto fue en el siglo XIX, siglo también en el que se comenzó a usar el terreno para que los militares practicaran sus maniobras. Ya en el siglo XX ese terreno empezó a desaparecer como tal, y se fueron construyendo las primeras viviendas en el solar debido a la gran demanda que hubo en la época por la llegada de inmigrantes con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Según cuenta el Diccionario histórico de las calles de Sevilla, antes de la construcción de nuevos edificios, hacia el año 1928, toda esta parte era una zona muy marginal. Poco a poco se fue dignificando y casi 10 años después más de 400 familias comenzaron a vivir en la barriada de la República, como se llamaba en esas fechas.

El Ayuntamiento dio muchas facilidades tanto a estas 400 familias, como a las venideras porque cedió gratuitamente en el año de la Expo del 29 los terrenos para que cada familia pudiera construirse su propia casa, con la única condición de que lo hicieran antes de cuatro años. Con la ayuda del Consistorio unida a la de la Obra Asistencial Familiar y a la de la Cooperativa de Empleados se levantó el barrio que hoy conocemos como el Tiro de Línea. Una barriada con una larga tradición en la ciudad de Sevilla que está muy bien conservada y que luce limpia y muy cuidada.