La emblemática exposición acerca del centenario del Parque de María Luisa, que pudo contemplarse entre los meses de mayo y julio del pasado 2014, ha quedado recogida en un exhaustivo libro que ha sido presentado este mediodía en el Ayuntamiento de Sevilla.

A lo largo de 235 páginas, Amparo Graciani, la comisaria, y José Lucas Chaves, director técnico y del diseño expositivo, (en la imagen) ahondan en las distintas etapas y protagonistas de los jardines. Desde sus probables orígenes en el siglo XIII.

«Forestier, Vicente Traver o Aníbal González están presentes en este recorrido por los días claros y grises del Parque, durante y después de la Exposición Iberoamericana», explica Chaves.

No es un manual de consulta para eruditos, sino para «que el gran público pueda leerlo cómodamente, sin textos densos pero lleno de curiosidades, y disfrutar en su casa de las imágenes», añade Graciani.

En la publicación, «que sale con un precio asequible» se incide en que los jardines que hoy conocemos no son los que la infanta María Luisa donó a Sevilla, en 1893.

Entre las curiosidades del libro, esta foto del rodaje de «Goodbye Sevilla», con Marujita Díaz, de 1955

Entre las curiosidades del libro figura esta foto del rodaje de «Goodbye Sevilla», con Marujita Díaz, de 1955

«Lo que ahora se conmemora es el centenario del Parque una vez reorganizado», comenta la comisaria, que recuerda que el libro «incluye, por primera vez, un plano explicativo que refleja de qué etapa es cada zona».

Apoyo municipal

El libro nace con el patrocinio de la Delegación de Cultura y el ICAS, como parte de los «proyectos de identidad y de refuerzo social, cultural y antropológico» que se vienen realizado desde 2011. Así lo explicaba el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, durante su presentación.

«La historia reciente de la ciudad ha estado muy ligada a este parque: la Exposición del 29, la Feria de Sevilla, la Semana Santa, lo que recoge a la perfección este libro», expresaba el alcalde al tiempo que agradecía «a todas las personas e instituciones que han colaborado, aportando numerosas ideas que han hecho realidad este centenario que ya estamos acabando, y, por supuesto, a la familia de Orleans y Borbón».

«Es uno de los pulmones de la ciudad, uno de sus Bienes de Interés Cultural y todo sevillano tiene alguna historia vivida en él, por no hablar del número de turistas que lo visitan cada año»

Asimismo, Zoido hizo un llamamiento a «cuidar el Parque, para que las futuras generaciones puedan seguir sorprendiéndose de la belleza de sus rincones» y confió en que pronto se hayan sustituido todas las farolas antiguas «en mal estado», por unas nuevas «con diseño más integrado» .

Glorietas como la de San Diego, Bécquer (la primera que se creó, en 1911), Ofelia Nieto o Luca de Tena, el Monte Gurugú, la Fuente de las Ranas, el Pabellón de Alfonso XII… Tan presentes en la mente de los sevillanos, y ahora entre las páginas de este flamante libro.