La concejal delegada de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, María del Mar Sánchez Estrella, y el delegado del distrito Sur, José Luis García, han inaugurado este viernes la exposición de Juan Méjica que se desarrolla hasta el día 26 de junio en la avenida Isabel la Católica en el Parque de María Luisa y que incluye reinterpretaciones del toro, el caballo, el tejo, los antropomorfos, entre otros.

   Durante su intervención, Sánchez Estrella ha indicado que esta iniciativa se encuentra incluida en el «Distrito de las artes» y ante la conmemoración del centenario del parque «más relevante y con más historia de la ciudad». Así, la muestra «Juan Méjica. Esculturas monumentales», organizada por la Fundación Méjica, se pone en marcha con el objetivo de impulsar la cultura a través del mayor conocimiento de un «artista de reconocido prestigio y amplia trayectoria».

Para la responsable de Cultura, su ubicación en la vía pública permitirá ampliar «significativamente» la difusión de esta exposición, que ya ha recorrido 21 ciudades, «más allá de museos y espacios cerrados». Además, recuerda que el Instituto de Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) ha contribuido a hacerla posible mediante la gestión de los diferentes permisos y licencias.

Indica que la exposición acerca la obra del artista a los sevillanos a través de siete esculturas monumentales, que representan una de las líneas de sus obras, «de larga trayectoria, como es la investigación en el campo del acero, con un lenguaje que aúna tradición y vanguardia». «Entre la abstracción y la figuración, entre la representación y lo esquemático, con especial predicamento de lo mítico, mágico y simbólico», añade.

Sánchez Estrella detalla que las siete esculturas se presentan al aire libre y representan el «paradigma de la aproximación de la creación contemporánea al gran público». Así, con la muestra en este enclave «privilegiado» se pretende el aumento de visitas «de toda clase de público» y especialmente de quien pueda acudir a la ciudad a contemplar la exposición, «con idea de lograr un beneficio socioeconómico».

«Los objetivos fundamentales de la exposición son poner al alcance de todos los ciudadanos esta muestra de esculturas, en la vía pública, para descubrir los valores artísticos que esconden, así como establecer un diálogo con las formas de su entorno, mediante el paseo por el parque», explica.