Unas cien personas acudieron el pasado viernes a la cita que la Asociación de Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano había preparado para conocer más de cerca el arte cerámico que inunda todo el Parque de María Luisa.

Una rica decoración en azulejería y cerámica que destaca en muchos de los edificios, glorietas y plazas que fueron recorridas por el nutrido grupo. La Plaza de América, la Glorieta Ofelia Nieto o el Estanque de los Patos fueron algunos de los rincones dignos de merecer la explicación de los integrantes de esta asociación. Uno de ellos es Martín Palomo, para quien «la ruta ha sido un éxito de participación, y todos ellos han disfrutado entusiasmados de poder conocer de cerca el arte cerámico que convierte al Parque de María Luisa en un verdadero museo al aire libre, en el que el visitante puede disfrutar y adquirir cultura a la vez que pasea bajo la frondosidad de su vegetación».

Por su parte, esta asociación cuenta en su web retabloceramico.net con un monográfico dedicado exclusivamente a la azulejería y cerámica que ha redactado con motivo de la celebración del centenario del parque sevillano por excelencia.