Las buenas costumbres y tradiciones no se pueden perder, y de esto sabe mucho la Asociación Al Final del Arco Iris, que en su propósito de enseñar a los sevillanos que los trabajos artesanales se siguen haciendo, organiza cada domingo del mes de agosto, con la ayuda del Distrito Sur, el Mercadillo Artesanal en el Parque María Luisa.

Cuenta Fernando Cortés, presidente de la asociación, que son una organización muy joven, pero «nos sobran las ganas de demostrar que la artesanía sigue existiendo y que hay muchas personas que se dedican a esto». Es por esto por lo que están promoviendo este tipo de mercado en Sevilla.

Ganchillo, espartería, artículos de guarnicionería, de arcilla o carey se reparten en los 20 puestos situados en el emblemático parque. «Hay que dejar atrás la vieja creencia de que los objetos artesanales son antiguos. Todo los objetos que llevamos hasta el mercado se adaptan a nuestros tiempos», insiste Cortés. «Cuando la gente escucha ganchillo se le viene a la mente la típica imagen de la abuela tejiendo con las agujas, pero eso no tiene nada que ver con nosotros, hacemos desde carteras hasta pelotas de este material».

Según cuenta el presidente, además de promover la artesanía, quieren acercar hasta los más pequeños otra forma de diversión.  Por eso han aprovechado este espacio que les ha ofrecido el Distrito Sur para fomentar los juegos de calle entre los niños. «Hay que separar a los chicos de la pantalla y de la play station y contarles que hay otra manera de entretenerse», declara Fenando, que explica que este fin de semana han organizado diferentes actividades infantiles como globoflexia , pinta caras o un concurso de dibujo y adelanta que el próximo día 25 de agosto actuaciones de guiñoles.

Entre los objetivos de la asociación está el de seguir con esta actividad durante todo el año «actualmente lo hacemos en el Parque María Luisa, pero pretendemos ir a los parques de otros distritos, para que todos los sevillanos puedan aprovechar esta oportunidad de ocio».