La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado en su sesión de hoy un paquete de medidas que refuerzan actuaciones en las áreas verdes de la ciudad, al tiempo que ha sancionado a una empresa encargada del control de plagas en las mismas.

En concreto, el órgano ha adjudicado las obras de la fase principal de repavimentación de los caminos de albero del Parque de María Luisa, comprendida entre las avenidas Hernán Cortés, Pizarro y Rodríguez de Castro. Se trata de la manzana central, donde están espacios tan emblemáticos como la Fuente de las Ranas, el Monte Gurugú o la Glorieta de los Patos.

Esta intervención, adjudicada por 122.000 euros, abarca una superficie de 24.411 metros cuadrados de los 77.819 que suman los caminos de albero del «buque insignia» de los parques de Sevilla, según ha comentado el portavoz del Gobierno municipal, Antonio Muñoz, durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

La manzana central, ha explicado, es la que se encuentra en peor estado al ser también la más transitada. Con estas obras, cuyo plazo de ejecución es de seis meses a contar desde que la compañía adjudicataria presente los informes necesarios, se habrá intervenido sobre la mitad de la superficie de los senderos de albero del Parque de María Luisa, quedando el resto para actuaciones posteriores.

En segundo lugar, la Junta de Gobierno ha resuelto el último trámite para que pueda comenzar la instalación del sistema de riego del Parque Amate con un presupuesto de 271.544 euros. Sin embargo, para evitar la sequía y la pérdida de especies arbóreas en este recinto verde, Muñoz ha hecho hincapié en los riegos de emergencia contratados y adjudicados ya por otros 10.927 euros que se iniciarán la próxima semana.

Y concluyendo con la gestión de las áreas verdes de la ciudad, el órgano local ha aprobado sanciones que suman 40.000 euros –una parte está satisfecha tras ejecutarse las fianzas depositadas cuando se formalizó la contratación– para la empresa encargada de los lotes 1 y 2 del Servicio de Sanidad Vegetal por incumplir sus obligaciones contractuales y por ejecuciones defectuosas.

En concreto, desde Parques y Jardines consideran que la compañía en cuestión habría provocado la muerte de una treintena de palmeras porque no actuó a tiempo o con la debida diligencia ante el ataque del picudo rojo. Aunque radicadas en varias zonas verdes, estas palmeras muertas y apeadas posteriormente por la propia sociedad municipal estaban plantadas mayoritariamente en el Parque de María Luisa y en los Jardines de las Delicias.

Con distintos métodos se ha calculado que el valor patrimonial de la treintena de palmeras eliminadas alcanzaba los 140.000 euros, siendo éste, por tanto, el daño patrimonial originado. Sin embargo, según ha explicado Antonio Muñoz, las condiciones establecidas en el contrato limitaban a 40.000 euros las posibles sanciones. El portavoz ha hecho hincapié en las diferencias entre ambas cantidades económicas, una evidencia más, ha comentado, del «desastre» en la gestión de zonas verdes que depararon los macrocontratos ideados y adjudicados por el Gobierno anterior.

Otros acuerdos

La Junta de Gobierno ha aprobado también la convocatoria pública de ayudas para promocionar la lectura entre los jóvenes, con 27.833 euros presupuestados para lo que resta de 2015. Serán ayudas unitarias de 100 euros para jóvenes de entre 17 y 26 años, empadronados en Sevilla y que cursen estudios de Bachillerato, Formación Profesional o universitarios.

Se trata de una ayuda para comprar libros siempre en papel, siendo una convocatoria en concurrencia competitiva –se estima que serán 270 los posibles beneficiarios–, una iniciativa que pretende también ayudar a las librerías tradicionales.

Por último, el organismo municipal ha aprobado renovar el convenio de colaboración con el centro de educación especial Virgen de la Esperanza, por el que el Ayuntamiento aportará siete profesionales esenciales para su actividad, como pedagogos o logopedas.