El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha visitado esta mañana las obras que se están llevando a cabo en la avenida Ramón Carande. Los trabajos, que están siendo realizados por la empresa Sando, consisten en la sustitución del acerado de la zona dañada a consecuencia de las raíces de los árboles.

El alcalde ha declarado que hay que hacer un acerado que haga la vida más fácil a los sevillanos «un acerado que sea capaz de eliminar las barreras arquitectónicas, que mantenga la uniformidad en su pavimento y que tenga los alcorques suficientemente grandes para evitar que los árboles levanten el acerado». Esta remodelación también permitirá que las aceras sean más amplias. Respecto a esto, Juan Ignacio Zoido ha indicado «esto posibilitará que por estos tramos puedan pasear muchas más personas, y además, si coincide con algún bar, el empresario podrá solicitar el permiso para poner veladores».

El presupuesto para esta actuación es de 15.000 euros y la obra estará finalizada en una semana «espero que en Semana Santa pueda discurrir por ahí todo el mundo en mejores condiciones que antes», ha comentado el alcalde.

Mejoras en el Porvenir

Las calles del Porvenir siguen de reforma, hasta el momento se han arreglado las calles Exposición e Isabela, donde se ha procedido a la sustitución de las redes de abastecimiento y a la reposición del acerado, en estas vías no se intervenía desde hace casi 40 años.

Actualmente se está actuando en la calle Bogotá, a la altura de la intersección de la calle Pedro Salinas, Valparaíso y Colombia. El objetivo de las obras es ampliar y arreglar las aceras para facilitar el tránsito por las mismas, muy dificultoso actualmente para los ancianos y otras personas con problemas de movilidad. Se están acondicionando los alcorques, se están colocando bolardos para evitar que se pueda aparcar encima de las aceras y se soterrarán los cables telefónicos. .