Ayer las ciudades de Cádiz y Sevilla se unieron en un hermamiento entre el Parque Genovés gaditano y el Parque Celestino Mutis del sevillano barrio de la Oliva.

La asociación Amigos de los jardines de la Oliva donó un ejemplar de Baobab al parque gaditano. Las autoridades gaditanas agradecieron el gesto, que añade una nueva especia al parque botánico de la ciudad, ampliando la variedad del mismo.

La comitiva sevillana presidida por Jacinto Martínez, presidente de la asociación sevillana llevaron hasta el parque genovés una rosa de la sensibilidad en la estatua de Celestino Mutis, la cual solo otorgan a personajes ilustres con gran bagaje cultural.

Y después, junto a el delegado del Distrito Sur, José Luis García, plantaron un Baobab como símbolo del hermanamiento entre los dos parques y se recitó el poema: Dice el árbol de Manuel Benítez Carrasco, un gesto habitual de la Asociación Amigos de los jardines de la Oliva.

Para José Luis García, delegado del Distrito Sur, es importante que entidades de diferentes provincias andaluzas creen vínculos y más aún si son para la defensa de los parques y el compromiso con la ecología.