El paso soterrado de la calle Torcuato Luca de Tena, perteneciente al barrio de Bami, está siendo mejorado y renovado. Un paso que tiene 4 carriles, dos para cada sentido y que «estaba en muy mal estado». Las paredes estaban cediendo por lo que se ha procedido a poner un muro de contención, un talud que renueva el paso y crea mayor solidez en el terreno.  «Si existieran movimientos de tierras con el tipo de obra que se está ejecutando no habría ningún peligro para los conductores. Además el talud se va a tapizar con plantas una vez se coloque el sistema de riego», aseguran fuentes municipales.

Para el delegado del Distrito Sur, José Luis García, estas obras de reparación y conservación que se están acometiendo en el barrio de Bami pretenden la recuperación de una barriada en la que hacía años que no se actuaba.

Las obras de este paso soterrado están previstas que finalicen a finales de este mes de noviembre.