Ya han terminado los trabajos de reasfaltado de la calle Claudio Guerín en la zona más cercana a la calle Urbión. Se trata un tramo que se encontraba en muy malas condiciones y en el que han sido cubiertas las grietas y se ha unificado el firme.

Estos trabajos se unen a los ya realizados en la calle Alberche que ha sido reasfaltada en su totalidad así como está previsto que en los próximos días se instale badenes reductores de velocidad en las calles Claudio Guerín y Jorge Guillén.