En la Junta Municipal del Distrito Sur celebrada en la tarde de ayer martes en la sede del distrito se aprobó por unanimidad poner una calle con el nombre de Luis Olivencia Brugger, el que fuera profesor de Derecho Mercantil en la Universidad de Sevilla.

Esta propuesta fue elevada a pleno por el representante de la asociación Barrios de La Juncal, Manuel Peña, a petición de la asociación universitaria Derecho en Acción. Los alumnos de la facultad quieren rendirle homenaje a este profesor, que falleció recientemente, por su labor de docente. Además, un alumno que hizo un recorrido por la carrera de Olivencia destacó su trabajo en la Secretaria General del Parlamento Europeo y en la Comisión de la Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional. El que fuera vecino del Distrito Sur tendrá una calle en los alrededores de la Facultad de Derecho.

En otro orden de cosas, también se aprobó la propuesta del grupo socialista que pedía que el semáforo recientemente instalado en la puerta del colegio Aníbal González, situado en la avenida Alcalde Juan Fernández, se adapte al paso de personas con minusvalía física, así como «se continúe con la reparación del acerado de dicha avenida por encontrarse en grave estado de deterioro».

Por su parte, la asociación de vecinos Santa Genoveva pidió que las limpiezas ordinarias nocturnas, que se efectúan a partir de la media noche se anulen y se realicen por la mañana.

Los menores del Distrito Sur participan en la Junta

Los menores de los colegios del Distrito Sur participaron en la Junta celebrada este martes. De esta forma, asistieron algunos representantes de los centros escolares que están trabajando en el programa «Imaginemos nuestros barrios» y expusieron las propuestas que en las diferentes reuniones que tienen han expuesto sus compañeros.

«Imaginemos nuestros barrios» es un proyecto integrado dentro del Programa Municipal de la Infancia y la Adolescencia «Desde la mirada de los niños y niñas» del Ayuntamiento de Sevilla, puesto en marcha en colaboración con Unicef y enmarcado dentro del Programa Ciudades Amigas de la Infancia, con el objetivo de dar voz, herramientas y habilidades para la participación y para estimular la toma de conciencia y responsabilidad sobre lo que sucede en la ciudad.