El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, y el concejal Juan Miguel Bazaga han mantenido hoy un encuentro con vecinos de El Porvenir para denunciar el estado de abandono en que permanece «un solar municipal en pleno corazón del barrio y para el que Zoido no ha movido ni un solo papel en tres años para evitar que se convierta en un foco de conflicto vecinal para la convivencia».

De manera improvisada, los vecinos han venido utilizando estos 3.500 metros cuadrados como aparcamiento pese a las malas condiciones en las que se encuentra, al tiempo que durante los fines de semana es sitio recurrente para botellonas. «Se ha perdido todo el mandato sin que se actúe ni en el vallado ni en la conservación del solar para que pueda ser siquiera usado como aparcamiento provisional en unas mínimas condiciones de seguridad y adecentamiento. Se ha dejado vía libre a botellón, basuras y maleza para que incluso aparezcan ratas en el entorno contra las que tampoco se actúa», explica Espadas.

El socialista ha llamado la atención sobre un suelo municipal en el que «en estos tres años se podría haber planteado el equipamiento público que el barrio necesita, dando participación a los vecinos y entidades para decidir su destino. En lugar de eso y al término ya del mandato, Zoido plantea hace suya ahora la idea de una empresa privada de construir aquí un geriátrico de alto standing cuyo beneficio para el barrio no ha sido explicada».

«Basta ya de improvisaciones con el patrimonio de todos y de que la inacción de Zoido acabe traduciéndose en que en la ciudad se hace lo que los promotores privados ponen sin más encima de la mesa del alcalde. Quedan 6 meses de mandato en los que ya no dará tiempo a plantear el geriátrico privado en suelo público. Zoido debe hacer las cosas bien, debe llevar el proyecto a la junta de distrito, hacer ronda con asociaciones y pedir opinión sobre si es lo que mejor viene al barrio. Y debe también explicar cuáles son las contraprestaciones que los vecinos de aquí y la ciudad recibirán a cambio de ceder suelo público a una iniciativa privada por 60 años», explica Espadas quien pide conocer si la reserva de cinco plazas en la residencia para uso municipal y el compromiso de construcción de un local para Servicios Sociales recogidos en la iniciativa «-y cuya gestión directa debería ser garantizada-, es todo lo más que el gobierno de Zoido ha podido negociar con el privado a cambio de un suelo en una zona estratégica, cara y de alto interés para invertir en la que también se construirá un aparcamiento subterráneo con uso no definido».