El delgado del Distrito Sur, José Luis García, junto a la dirección de la delegación de Movilidad y la empresa gestora de aparcamientos, se ha reunido este miércoles por la mañana con los comerciantes de Bami para tratar el tema de la implantación de la zona azul en el barrio. García ha asegurado que ésta es la tercera reunión que tienen de este tipo desde que se decidiera poner el aparcamiento controlado en superficie. Asimismo, también ha indicado que si a las dos reuniones anteriores asistieron todos los comerciantes prácticamente, esta vez han acudido tan sólo diez.

Ante el revuelo que está causando la colocación de la zona azul en Bami, García ha aclarado que «esta decisión se ha tomado con el consenso de todos y ni este delegado, ni la delegación de movilidad ha intentado imponerlo». También ha recordado que «la propuesta de poner la zona azul se aprobó en la Junta Municipal del Distrito Sur del mes de septiembre de 2013 y se aprobó por mayoría, con 14 votos a favor y 4 abstenciones».

Por otro lado, el concejal ha apuntado que «la asociación de Bami Unido en un amplio espacio de tiempo, casi un año y medio, ha recogido firmas para ver la postura de los vecinos y se han obtenido 3.000 firmas de apoyo». Además, ha puntualizado que se recogieron firmas entre los comerciantes «de las 98 que se reunieron, 78 firmas de comerciantes estaban a favor de la zona azul, por lo que si hay alrededor de 100 comercios activos en el barrio, esto nos indica que la mayoría está de acuerdo con la decisión».

«Desde el Ayuntamiento ya se ha extendido la mano a los comerciantes y se ha decidido ofrecer unas tarjetas, en total 70, para que ellos puedan aparcar con tranquilidad», ha subrayado el delegado. Así, ha concluido diciendo que seguirán trabajando y se ha creado una comisión mixta para llegar «siempre a un acuerdo».