El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha comenzado a restaurar el tramo de verja del cerramiento de la Exposición Iberoamericana de 1929 comprendido entre la Avenida de Portugal y la Avenida de María Luisa. Este cerramiento, de fundición y piedra, es parte integrante del Parque de María Luisa. El conjunto a intervenir está formado por nueve tramos de balaustradas, que destacan estilísticamente por su diseño neobarroco. Con la intervención proyectada, se pretenden subsanar las numerosas patologías que presenta este elemento en la actualidad, entre las que destaca la falta de piezas y la pérdida de partes constituyentes.

De este modo, se va actuar tanto sobre los elementos en hierro como sobre la piedra. En ambos casos se realizarán tareas de limpieza, de eliminación de pintadas y se aplicarán tratamientos antioxidantes y de consolidación, respectivamente. El Ayuntamiento repondrá también todas las piezas que faltan y, en el caso de la piedra, coserá las fracturas que existen y los fragmentos en peligro de desprendimiento. La actuación se culminará con la realización de una técnica para proteger este cerramiento de los grafitis.

Los trabajos, que están siendo acometidos por la empresa Dédalo Bienes Culturales S.L., se prolongarán durante unos seis meses y van suponer una inversión de 60.521 euros.