El portavoz municipal de Izquierda Unida, José Manuel García, ha tildado este viernes de «auténtica desfachatez» la decisión del Gobierno de Zoido de inaugurar el Parque Guadaíra sin haberlo equipado previamente y sin haber resuelto antes el problema del acceso de los vecinos del Polígono Sur al recinto.

«Lo sucedido nos parece una tomadura de pelo y una provocación en toda regla a un barrio con muchas necesidades al que el PP vuelve a dar la espalda con este nuevo gesto de desprecio». Así se ha manifestado García después de visitar la zona y de mantener una reunión con los representantes de la plataforma Nosotros también somos Sevilla y de la asociación Verdes del Sur, quienes le han trasladado su enorme malestar por el modo en que, una vez más, el Gobierno de Zoido está discriminando al Polígono Sur.

«No se puede abrir un parque tan importante como éste para el uso y disfrute de sólo una parte de la ciudad, mientras se excluye a una población de más de 50.000 habitantes», ha aseverado el portavoz de IU. «Eso es sencillamente inaceptable», ha insistido García, que, al hilo de esto, se ha preguntado si «ésta es la manera que Zoido tiene de lograr la integración definitiva del Polígono Sur».

Durante su visita al barrio, García ha comprobado «con pesar» que el Ayuntamiento no haya atendido ninguna de las muchas demandas que los vecinos llevan años reclamándole en relación con el Parque Guadaíra y que IU, de su lado, viene reivindicando también, tanto en la junta municipal del Distrito Sur como en el Pleno del Consistorio hispalense. «Al final ha pasado lo que ya nos temíamos: que este pulmón verde se ha abierto al público sin papeleras, ni bancos, ni fuentes, ni alumbrado, ni zonas infantiles… y con las puertas cerradas al Polígono Sur, lo que evidencia a las claras la absoluta improvisación e incompetencia del PP».

Para García, esta «chapucera» forma de actuar revela el «nerviosismo» de Zoido, que desde hace tiempo «está en campaña electoral, en vez dedicarse a gobernar la ciudad». Así, ha lamentado que, ante las quejas de los vecinos y de la propia Comisionada para el Polígono Sur, al alcalde sólo se le ocurra decir que «trabaja para ver cómo se le da solución a este asunto», posponiendo el inicio de cualquier obra hasta, al menos, el mes de noviembre. Palabras que, a juicio del concejal de IU, certifican lo poco que le importa al PP este barrio.

García ha recordado que en mayo de este año la federación de izquierdas elevó una moción al Pleno del Ayuntamiento, que fue rechazada por el Gobierno de Zoido, donde, entre otras cosas, se reclamaban medidas destinadas a garantizar el uso y disfrute del Parque Guadaíra por parte de los habitantes del Polígono Sur «en condiciones mínimas de seguridad y accesibilidad».

En concreto, IU proponía la instalación de más puertas, ya que en la actualidad sólo hay dos y se encuentran bastante distanciadas entre sí, y, sobre todo, solicitaba la colocación de varios semáforos y pasos de peatones en la avenida de Su Eminencia, al objeto de pacificar el tráfico de esta vía rápida y poder facilitar así la entrada y salida de los vecinos al parque sin riesgos para su integridad física.

La inclusión de cláusulas sociales en los contratos de vigilancia y mantenimiento de esta zona verde y la apertura de un proceso de participación ciudadana para que los sevillanos puedan decidir los futuros usos de este espacio de ocio y esparcimiento son otras de las reivindicaciones de IU y de las entidades del Polígono Sur que, hasta la fecha, el Gobierno de Zoido se empeña en ignorar.

Por todo ello, IU considera que el nuevo Parque Guadaíra ha terminado frustrando muchas de las expectativas que, en su día, despertó en el Polígono Sur, debido a la falta de consenso y de participación con que Zoido ha desarrollado este proyecto, que el Gobierno local anterior impulsó y que ahora él trata de rentabilizar electoralmente, al margen del tejido social y asociativo del barrio.

Con todo, García ha advertido que Izquierda Unida seguirá poniendo voz a las demandas de los vecinos y no dejará de luchar hasta que este pulmón verde pueda ser disfrutado, en igualdad de condiciones, por todos los sevillanos, y no sólo por una parte de la ciudadanía, como incomprensiblemente sucede en estos momentos.