El candidato de Izquierda Unida a la Alcaldía de Sevilla, Daniel González Rojas, ha calificado este jueves de «auténtica desfachatez» la decisión del Gobierno de Juan Ignacio de Zoido (PP) de dejar inoperativo un semáforo en el Polígono Sur para arreglar, con una de sus piezas, otro situado en Los Remedios.

Para González Rojas, esta forma de actuar, además de constituir una «chapuza impresentable», muestra a las claras «cuáles son las preferencias» del PP a la hora de gobernar y «lo poco que le importan los vecinos del Polígono Sur».

«Estamos ante un ejemplo práctico del clasismo de la derecha política sevillana, que no tiene ningún reparo en generar un conflicto en una zona desfavorecida de la ciudad, si con ello soluciona un problema en un barrio donde la mayoría de residentes son votantes suyos».

«Lo ocurrido es una desvergüenza absoluta», ha recalcado el candidato de IU, quien ha exigido al alcalde que «deje de maltratar a los habitantes del Polígono Sur» y restablezca urgentemente los dos semáforos que en estos momentos se encuentran apagados en la avenida José Sebastián Bandarán, tanto el que está a la altura de Victoria Domínguez Serrato como el que enlaza esta vía con Orfebre Cayetano González.

Al hilo de esto, Rojas ha recordado que su formación política ya denunció esta situación, en febrero de este año, en el pleno de la Junta Municipal del Distrito Sur, donde se aprobó por unanimidad reclamar al Ayuntamiento el arreglo de ambos semáforos, que ya por entonces llevaban un par de meses sin uso. «A raíz de aquella propuesta de IU, se actuó y a los pocos días se solventó el tema, pero desde ayer no funciona, de nuevo, ninguno de los dos», ha lamentado el alcaldable de Izquierda Unida.

En opinión de Rojas, el hecho de que próximamente vayan a acometerse obras en esa calle «no puede ser excusa para desconectar los semáforos» porque, por encima de todo, «el Ayuntamiento ha de velar por la seguridad vial y la integridad física de las personas, algo que no está haciendo en la actualidad. Y es que hablamos de una zona de bastante tránsito, colindante con la Parroquia Jesús Obrero, con un ambulatorio y con una escuela infantil, a la que diariamente acuden muchos niños pequeños».

«Zoido está jugando irresponsablemente con la seguridad de los vecinos del Polígono Sur», ha advertido González Rojas, quien considera que la decisión de quitar un semáforo en este barrio para arreglar otro en Los Remedios supone una «discriminación injustificable» y una «provocación en toda regla» a los habitantes de una zona de la ciudad con muchas necesidades a la que el PP «vuelve a dar la espalda».