El delegado del distrito Sur, el concejal del PP José Luis García, ha advertido este martes de que IU-CA está «intentando politizar la junta municipal» de dicho distrito a través de sus organizaciones y asociaciones «afines». «La junta municipal es un órgano de participación vecinal y por lo tanto el protagonismo debe tenerlo la voz de los vecinos y no la utilización partidista del mismo», enfatiza el delegado en referencia a las críticas proferidas por IU-CA.

Después de que IU-CA haya señalado la moción debatida en el seno del pleno de la junta municipal del distrito Sur para pedir la dimisión de José Luis García, extremo rechazado al resolver él mismo, con su voto de calidad, el empate a diez cosechado por la moción, el delegado del distrito Sur avisa de que «IU está intentando politizar la junta municipal del distrito Sur con la ayuda de asociaciones afines». Tenemos muy claro que eso no es lo que quieren los vecinos del distrito, cómo se demostró con el rechazo a su propuesta de reprobación y con las críticas de algunas de las asociaciones presentes a su comportamiento y actitud», señala el delegado.

«Hubo once votos en contra y diez a favor. Como hubo alguna duda sobre la legalidad del voto de un vocal suplente, incluso consentí la anulación de ese voto, por lo que hubo empate a diez, decidiendo el voto de calidad del presidente del pleno de la junta», resume José Luis García, para quien «la junta municipal es un órgano de participación vecinal y por lo tanto, el protagonismo debe tenerlo la voz de los vecinos y no la utilización partidista del mismo».

«IU sólo pretende sembrar la polémica, en una estrategia que la oposición ya ha utilizado también en otros distritos, pero eso no va a desviarnos de nuestro camino, que es el de la atención a los vecinos, escuchar sus problemas y peticiones e intentar solucionarlos. Jamás hemos impedido la participación de ninguna asociación ni de ningún vecino y los únicos problemas vividos en ese sentido fueron cuando se profirieron insultos contra este delegado, algo que no tiene cabida en un órgano de participación democrática», dice García.