Las madres de los alumnos del colegio Aníbal González se han reunido este jueves con el delegado del Distrito Sur, José Luis García, para pedirle que su grupo presente mañana, viernes, una moción en el Pleno del Ayuntamiento para que la Junta de Andalucía amplíe el número de plazas del comedor del centro educativo.

Este año han pedido plaza para el servicio de comedor 193 niños y la Junta de Andalucía ha ofertado 145, por lo que se han quedado fuera 48 niños. El delegado del distrito ha explicado que «de estos niños, la Junta sólo tendría que pagar 15 becas de comedor, ya que el resto lo pagarían las familias». «Pagar este servicio a 15 niños le cuesta a la Junta 60 euros diarios, lo que supone al año, contando el curso escolar, 12.000 euros. Una cantidad irrisoria para una administración autonómica», ha puntualizado García.

La presidenta del AMPA, Inmaculada Pérez López, ha apuntado que hay padres que están trabajando los dos y que no pueden ir a las dos de la tarde a recoger a sus hijos, «alguno de los dos debería de pedir la reducción de jornada o dejar el trabajo y eso generaría más pobreza en la familia». También ha añadido que «hay muchas familias monoparentales que están trabajando y viven sólo de ese sueldo y no pueden dejar de trabajar».

«Pedimos encarecidamente que se ponga a disposición de estos padres las plazas de comedor. Tenemos espacio suficiente y es una lástima que el comedor se quede sin llenarse por un tema económico. La crisis no debe afectar a los niños», ha apuntado la presidenta.

García ha aclarado que si desde el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla no consiguen que se amplíe el número de plazas del comedor del colegio Aníbal González, van a llevar esta moción al Parlamento de Andalucía «para que el consejero encargado de este asunto de las explicaciones oportunas a los padres de este centro educativo», ha finalizado diciendo el delegado.