La Delegación de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines ha comenzado ya las labores de instalación de nuevas áreas de uso específico en el Parque Guadaira.

De este modo, junto a las praderas, láminas de agua, arboleda y carriles bici, el nuevo Parque contará con instalaciones para el ocio, el esparcimiento y la actividad física y deportiva, que estarán próximamente a disposición de todos sus usuarios.

Entre las nuevas instalaciones previstas, se encuentra el establecimiento de dos espacios específicos para los perros, que se ubicarán en la trasera del hotel Al Ándalus y junto a la entrada del parque por la Avda. de la Paz, respectivamente. Estas nuevas zonas para perros estarán enfocados al agility, disciplina en la que los canes, conducidos por sus guías, han de superar diversos obstáculos en un orden establecido, poniendo a prueba su inteligencia, obediencia, concentración, sociabilidad y su agilidad.

El delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines, Maximiliano Vílchez ha visitado recientemente el parque, para examinar las zonas que acogerán estas instalaciones y conocer los elementos que se colocarán, así como tratar con los operarios de Parques y Jardines, que ya trabajan sobre el terreno, las tareas a realizar seguidamente. Está previsto que estos espacios estén listos en próximas semanas.

Conjuntamente con esta dotación, el nuevo parque contará también con circuitos de fitness, para que los usuarios que lo deseen puedan hacer gimnasia al aire libre. El Servicio de Parques y Jardines creará varios circuitos en distintos puntos del parque, cada uno de los cuales contará con los equipos correspondientes para realizar diversas actividades gimnásticas.

Los niños también tendrán sus espacios específicos para su disfrute en el nuevo Parque Guadaira. En este sentido, se plantea la instalación de áreas de juegos infantiles «inclusivas», diseñadas para que sean accesibles y utilizables por todos los niños, presenten o no cualquier discapacidad física, psíquica o sensorial. Concretamente se establecerán dos zonas de juegos para niños, la primera junto a la Avda. de Dinamarca y la segunda cerca del lago, próximo a la Avda. de la Paz.

Al margen de estas instalaciones, la Delegación de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines colocará alrededor de cincuenta bancos a lo largo de los tres kilómetros de extensión del parque, elementos que, en este caso, estarán fabricados con un nuevo material plástico que ofrece numerosas ventajas desde el punto de vista de su conservación, durabilidad y mantenimiento. Todas estas nuevas dotaciones, para las cuales se ha previsto una inversión de 190.000 €, estarán listas antes de final de año.

Con estas iniciativas, «el Ayuntamiento de Sevilla persevera en la equipación y mejora de las dotaciones de esta gran zona verde, recuperada definitivamente para la ciudad, después de que durante más de cincuenta años, con el cambio del curso del río Guadaira a mediados del siglo XX, haya constituido una zona urbana desestructurada, con problemas de comunicación, espacios degradados y graves dificultades de cohesión social», ha concluido el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente.