El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, está llevando a cabo la sustitución de un total de 305 antiguas luminarias de lámparas de vapor de sodio en más de 60 calles de barrios de toda la mitad sur de Sevilla, con el objetivo de conseguir «una mejor eficiencia energética», así como «una mayor rentabilidad».

Según un comunicado del Consistorio, el proyecto consiste en la sustitución de 305 antiguas luminarias de lámparas de vapor de sodio, en estado obsoleto y con un bajo rendimiento energético, por otras nuevas, con equipos electrónicos regulables, más eficientes y que permiten un importante ahorro de energía y consumo.

El Ayuntamiento ha calculado que con estas instalaciones, el ahorro que se va a conseguir ronda un 61 por ciento anual respecto al actual, lo que, ha añadido, implica reducción considerable de emisiones de dióxido de carbono al año.

Las obras de renovación de este alumbrado han comenzado en el barrio de Triana, concretamente en los jardines de Padre Otilio Ruiz. Durante el mes de agosto y septiembre, la Gerencia de Urbanismo actuará también en barrios de los distritos Cerro-Amate, Bellavista-La Palmera, Sur, Los Remedios y, Nervión, donde se intervendrá en más de 60 calles.

Esta actuación de mejora de la eficiencia del alumbrado público tiene un coste de 155.455 euros, cantidad que ha sido cofinanciada por los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder), gestionados por la Agencia Andaluza de la Energía, para la promoción de proyectos de ahorro energético.

Desde el Ayuntamiento se han mostrado «conscientes de la importancia de que la ciudad cuente con un alumbrado público eficiente, de calidad y que funcione correctamente». Una apuesta por este tipo de actuaciones, por el incremento del rendimiento y la mejora, en general, de las instalaciones.