En el día de ayer se comenzaron las obras en las calles Exposición e Isabela en barrio del Porvenir. En la ejecución también se ha incluido un tramo de la calle Jorge Guillén. En todas ellas se renovará y mejorarán los acerados gracias a la inversión presupuestaria del Distrito Sur. Igualmente se llevará a cabo la sustitución de las redes de abastecimiento de agua de la calle Isabela, en coordinación con Emasesa, y la mejora del alumbrado público en Calle Exposición que se encuentra en muy mal estado.

La totalidad de la intervención en estas dos vías supone una inversión de más de 173.000 euros y el plazo de ejecución de las obras será de un mes y medio. Todas estas actuaciones se contemplan dentro del denominado Plan Porvenir 2012- 2015, mediante el cual se pretende la realización de una serie de importantes mejoras para esta zona del Distrito Sur, en su política de cohesión territorial entre los diferentes barrios que componen su territorio.

Este plan de obras previsto para el barrio del Porvenir, que se centrará en las calles anteriormente mencionadas, lo presentó el alcalde a los vecinos de la zona a durante el verano. El objetivo de las obras es ampliar y arreglar las aceras para facilitar el tránsito por las mismas, muy dificultoso actualmente para los ancianos y otras personas con problemas de movilidad. Asimismo, se arreglarán los alcorques, se colocarán bolardos para evitar que se pueda aparcar encima de las aceras y se aprovechará para soterrar los cables telefónicos y así poder retirar todos los postes de madera que los sujetan actualmente.

Hacía más de 20 años que no se intervenía en el barrio del Porvenir. Estas obras eran una reclamación histórica de los vecinos, incluso, los postes de madera de telefonía estaban puestos desde 1953, tal y como ha apuntado un vecino de la zona.

El alcalde dijo en la presentación que «en cuatro años quedaran arregladas todas las calles del Porvenir, tanto del conocido como Porvenir Viejo, como del Nuevo».