El ayuntamiento de Sevilla, a través del distrito Sur, va a instalar 8 monolitos de los que se usaron en la exposición universal de 1992 en diferentes puntos de sus barrios «para facilitar a los ciudadanos la colocación de anuncios y carteles publicitarios que de otra forma no está permitido y, sobretodo, ensucia el mobiliario público y privado de nuestras calles».

Así, el delegado del distrito Sur, José Luis García, ha explicado que con esta medida «prevemos ahorrar unos 16.000 euros al año, ya que ésta es la cantidad aproximada que cuesta retirar estos carteles de muros, farolas y demás mobiliario urbano».

Según el delegado del distrito, «hemos rescatado unos elementos que estaban guardados y sin uso para poner a disposición de los vecinos un lugar específico para la colocación de este tipo de carteles»; y ha añadido que «además tomamos la iniciativa para llevar a cabo una medida de ahorro, ya que de esta forma Lipasam ahorrará dinero al no tener que retirarlos de los lugares donde se pegan normalmente».

Además, García ha destacado que «con esta iniciativa queremos poner al servicio de los vecinos del distrito sur un sitio donde colocar sus carteles o anuncios, y así no ensuciar ni empapelar las calles de nuestros barrios y da la imagen de una ciudad ordenada y limpia»; y ha resaltado que «con esta medida la empresa municipal de limpieza ahorrará dinero en limpieza de mobiliario urbano que podrá destinarse a otras tareas».

Los puntos de información estarán ubicados en la puerta del mercado de abastos del Tiro de Línea, el parque de la Media Lunita, el intercambiador de San Bernardo, la plaza Rafael Salgado, la avenida de Carlos V, el parque Celestino Mutis, el parque de la Pirotecnia y el centro deportivo La Paz.