Cincuenta vecinos del distrito Sur han inaugurado esta mañana los viajes de «Primavera al Sur», organizado por la misma entidad del Ayuntamiento de Sevilla. La primera visita de este programa de salidas a diferentes pueblos de la comunidad autónoma andaluza ha sido a Almonte. A primera hora del día todos los viajeros se han reunido en la avenida Ramón Carande para partir en este viaje que el distrito ofrece de manera gratuita.

En los minutos inmediatos a la salida se respiraba en el ambiente ilusión y nervios. Muchos sentimientos entremezclados, por un lado, los de aquellos que conocerán hoy por primera vez este pueblo de la provincia de Huelva, por otro, los de devoción porque en pocas horas verán a la Virgen del Rocío y por último, los de esos que están deseando pasar un buen rato entre amigos, familiares y vecinos y aprovechan estas excursiones para tener un rato de convivencia.

Cada uno de ellos portaba en la chaqueta un pin de la Blanca Paloma, detalle que ha querido tener el distrito con los asistentes. Para todos ha sido una gran sorpresa el regalo, lo que no sabían es que a lo largo del día tendrán muchas más. La primera parada será en Almonte, luego los que quieran podrán asistir a una misa, y al finalizar ésta, partirán hacia La Antilla, donde comerán y disfrutarán de un rato de ocio.

Las que más asombradas se van a quedar con la visita a la playa serán Pepa Oliver y Mari Pepa Naranjo, entre ellas estaban comentando lo divertidos que son los viajes de verano porque van a la playa «nos reímos, disfrutamos, nos bañamos, pasamos un día estupendo, pero como para eso todavía queda, pues también nos hemos apuntado a los de primavera que están  muy bien».

Es evidente que se lo van a pasar bien y que son unos afortunados, ya que fueron más de 100 las solicitudes presentadas por los vecinos de la zona para pasar una jornada en Almonte, la gran mayoría jubilados.

José Luis García Martíndelegado del Distrito Sur, se ha mostrado muy satisfecho con esta iniciativa, «incentiva la cultura entre los mayores y brinda la oportunidad de pasar una jornada agradable de convivencia entre los vecinos del barrio».