El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, finalizará en los próximos días la restauración de la fuente de las Cuatro Estaciones, en el Prado de San Sebastián. Esta obra, construida en 1929 por Manuel Delgado Brackembury, forma parte del conjunto escultórico que se realizó para embellecer las zonas aledañas y de acceso a la Exposición Iberoamericana celebrada dicho año.

En este sentido, el delegado de Urbanismo  y Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez, ha indicado que «el continuo tráfico rodado que circula por este punto había provocado el ennegrecimiento de las cuatro figuras alegóricas, así como del resto de los elementos que componen esta fuente», como consecuencia de los líquenes y del alto grado de contaminación que le afectaba. A ello, se unía un progresivo proceso de degradación que estaba ocasionando graves daños, además de problemas de abrasión provocados por prácticas de mantenimiento inadecuadas.

La empresa METIS Conservación y Restauración S.L.U. ha llevado a cabo un proyecto de restauración que comenzó el pasado mes de noviembre y que ha incluido, entre otros trabajos, medidas de limpieza, consolidación, reintegración de volúmenes y reposición del alumbrado artístico.

«Los trabajos realizados han permitido recuperar completamente el esplendor de este monumento como consecuencia de la profunda limpieza y rehabilitación de elementos a la que ha sido sometida», ha destacado Vílchez.

De modo más específico, para eliminar la suciedad y las colonias de microflora, se ha aplicado un tratamiento biocida y de limpieza, reforzado con posteriores tratamientos consolidantes, como el «cosido» de fracturas y/o fragmentos que presentaban peligro de desprendimiento. Durante la restauración ha sido necesario también la reintegración de volúmenes, en proporciones, color y textura similares a los originales. En cuanto a los trabajos de alumbrado artístico, Urbanismo ha desmontado y repuesto los conductores y proyectores, elementos que, junto con el cableado, tenían una antigüedad superior a los 20 años.

En estos momentos, se ultima la intervención en este monumento, de tal modo que se espera que puedan quedar totalmente concluidos en unos diez días, si las condiciones meteorológicas lo permiten. El coste total de la restauración ha ascendido a 59.211 euros.