La delegación de Movilidad en colaboración con el Distrito Sur ha procedido en las últimas semanas ha reordenar las plazas de aparcamiento en las calles Diego de Riaño, vía que colinda con el parque del Prado de San Sebastián, en la que se han creado más de cien plazas de aparcamiento en cordón.

Por su parte, y como consecuencia del cierre al tráfico de la Glorieta de Covadonga, la calle Nicolás Alpériz, que conecta la puerta principal de capitanía general con la entrada al Parque de María Luisa por la torre sur de la Plaza de España, ha pasado a permitir el doble sentido de circulación, así como se ha procedido a la incorporación de aparcamientos tanto en cordón en uno de los lados como en batería en el otro.