El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla ha licitado a través de un procedimiento negociado sin publicidad y un presupuesto máximo de 153.879,75 euros un contrato relativo a la «rehabilitación» de la glorieta Virgen de los Reyes, ubicada en el parque de María Luisa, a espaldas del Museo Arqueológico Provincial.

Si bien el parque de María Luisa, legado del ingeniero francés Jean-Claude Nicolas Forestier y declarado Bien de Interés Cultural (BIC), constituye el espacio verde más famoso de la capital andaluza, pocos sevillanos y turistas visitan la glorieta Virgen de los Reyes, dado que ésta se encuentra enclavada en un recóndito lugar a espaldas del Museo Provincial de Arqueología. Este espacio, creado por cierto con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, ya fue objeto de un proyecto de restauración promovido años atrás por el Consistorio hispalense.

Las obras en cuestión comenzaron en 2006 con un presupuesto de adjudicación de casi 240.000 euros, pero fueron paralizadas poco tiempo después por decisión de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, que había detectado una incidencia en el proyecto de actuación, con lo que la restauración de la glorieta quedó inconclusa.