Con un cartel en el que reza «Se busca civismo», se inicia hoy en el distrito Sur la campaña contra los excrementos caninos. El delegado del distrito Sur, José Luis García, ha presentado esta mañana esta nueva acción del Ayuntamiento de Sevilla y que cuenta con la colaboración de Lipassam, con el objetivo de concienciar a los vecinos de que recojan los excrementos para que las calles de Sevilla estén «más limpias y más aseadas».

Para ello, en la sede del distrito, en la calle Jorge Guillén, se van a repartir unos dispensadores, con 100 bolsas cada uno, para todos aquellos ciudadanos que tengan mascostas, este es un servicio que va perdurar en el tiempo. De momento se ha realizado una tirada de 5.000 dispensadores, pero en el momento que se agoten se volverán a producir. «El Ayuntamiento cede estas bolsas para que sea más fácil para los vecinos mantener las calles de Sevilla limpias», ha declarado el delegado.

Además, en el distrito se han habilitado dos parques caninos, uno el parque de la Pirotecnia y otro en la calle Luis Rosales, al lado del Paseo Activo, «donde no hay ningún peligro ni para los usuarios ni para los animales». El delegado ha asegurado que a lo largo del año se van a abrir tres zonas más de este tipo por la parte del Tiro de Línea y en el Polígono Sur. «Esta es una petición que los vecinos nos venían reclamando hace tiempo y poco a poco estamos dando respuesta», ha aclarado José Luis García.

Por último, ha destacado que se han puesto señales específica informando de la multa, entre 50 y 100 euros, que pueden recibir los vecinos si no recogen los excrementos. Estos carteles se han puesto en 32 calles del distrito Sur, en la plaza Alcalde Horacio Hermoso, Felipe II, la plaza Álvarez Salgado, calle Monzón, Hytasa y José Saramago, entre otras vías.