El delegado del Distrito Sur, José Luis García, ha respondido al PSOE señalando que «no es cierto que se vaya a ceder la mayoría del espacio del colegio Pedro León y Saavedra a la empresa municipal de limpieza. Precisamente lo que se va a dejar a Lipasam es una zona que se encuentra en muy mal estado y que la propia empresa se va a encargar de adecentarlo para convertir ese espacio en un vestuario donde los operarios que tienen que trabajar en esta zona puedan cambiarse al iniciar sus turnos».

En este sentido García ha explicado que «son unos turnos que con la nueva planificación de Lipasam va a permitir tener un operario siempre en las calles, ya que trabajarán en turnos tanto de mañana como de tarde, incluidos los fines de semana lo que redundará, sin duda, en una mayor limpieza de las calles».

El delegado ha aclarado que «esta cesión por parte del Ayuntamiento a la empresa municipal de limpieza significa entre un 35 y un 40 por ciento del espacio total con el que cuenta el edificio, que albergará las secciones sindicales lo que supondrá un ahorro de más de 20.000 euros en los alquileres de locales que a día de hoy acogen a estas mismas secciones y que serán destinados a aumentar la frecuencia y las mejoras de limpieza en el distrito; el otro 60 por ciento, estará a disposición de asociaciones o entidades que lo soliciten, notificándolo en la sede del distrito con el número de horas y días que quieren disponer de él, a la vez que será sede de muchos de los talleres socioculturales del distrito Sur» y ha añadido que «queremos que sea un espacio para todas las entidades del barrio y no en exclusiva para una sola, como alguna asociación nos lo ha pedido en alguna ocasión».

García ha indicado que «esta medida va a suponer un respiro para el parque sur de Lipasam, actualmente colapsado, ya que se ha comprado nueva maquinaria para dar cobertura a esta nueva programación de limpieza».

Asimismo, el delegado ha recordado que «estamos hablando de un edificio que llevaba abandonado más de 8 años y que la Junta de Andalucía no se ha preocupado en darle ningún uso ni adecentarlo. Es más, no solo la Junta no se ha hecho cargo, sino que el anterior gobierno municipal tampoco puso interés nunca en pedir su cesión al Ayuntamiento de la ciudad».

Por último ha destacado que «este gobierno ha conseguido que se vuelva a poner en valor el edificio para usos culturales y sociales, y que pase a ser patrimonio municipal. La idea de ubicar en él unas instalaciones para Lipasam surge a partir portante ahorro gracias a la desaparición de los alquileres de las sdel colapso que sufre el parque sur, además de que va a suponer un imecciones sindicales de la empresa y la reducción de autobuses que trasladan a los operarios hasta sus puestos de trabajo. Es absurdo pagar el alquiler de locales cuando el ayuntamiento tiene espacios de su propiedad disponibles».