Emilio Borja es cantante, se considera una persona inquieta y quiere emprender un nuevo proyecto, su mayor ilusión es dedicarse al mundo de la música y actualmente está grabando una maqueta. Hoy ha asistido a la jornada «La importancia del sector creativo-cultural para salir de la crisis», que se ha celebrado en el centro cívico El Esqueleto, situado en la calle Luis Ortiz Muñoz, para coger nuevas ideas y escuchar a jóvenes emprendedores que un día empezaron desde cero como él.

Juan Antonio Duarte, responsable técnico del centro para el desarrollo empresarial, ha sido  uno de los organizadores de esta charla que tiene como objetivo fundamental fomentar la cultura emprendedora, «lo que queremos es dinamizar la industria del sector creativo cultural» y añade, «lo más importante es usar las habilidades de cada uno para salir de la crisis económica y esta es una manera perfecta para hacerlo».

Hoy los protagonistas han sido músicos, artistas, artesanos y diseñadores, este último es el caso de Maite González, ella y su madre están creando una marca de ropa que se llama Lulares, de la que destaca su gran carácter andaluz. Maite es trabajadora social, pero su afán por tener algo propio hace que asista a todos los actos relacionados con el sector empresarial. «De aquí pretendo llevarme nuevas ideas, conocer a gente nueva y saber un poco más de la experiencia de personas que comenzaron como yo». Este es el principal fin de todas las personas que se han acercado al centro cívico El Esqueleto, participar en un coloquio y mesa redonda donde empresarios de la ciudad, y más en concreto del Polígono Sur, han expuestos sus experiencias.

A lo largo de la mañana ha habido varias ponencias, entre ellas la de Juan Antonio Duarte, que ha sido el encargado de contar que próximamente en este barrio se instalará un centro de apoyo para el desarrollo empresarial. Por otra parte, Jesús Núñez de la empresa Lunares, ha informado acerca de las ayudas que tiene los nuevos emprendedores. Y por último, una mesa redonda formada por artistas o empresas del Polígono Sur que han llevado hasta los participantes en esta jornada sus proyectos contados desde su propia experiencia.