El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha visitado junto a la Comisionada del Polígono Sur, María del Mar González, las obras de la Factoría Cultural del Polígono Sur, un equipamiento cultural que pretende generar «un revulsivo cultural y para el empleo» cuya apertura se enmarca dentro de la estrategia de «pisar el acelerador» en todo lo relacionado con el Polígono Sur y con la ejecución del Plan Urban, que tiene como fecha límite para la ejecución de los fondos el 31 de diciembre.

Las obras del edificio, con un presupuesto de adjudicación de 2,3 millones de euros, finalizarán en las próximas semanas. Sin embargo, para que la apertura y puesta en valor del equipamiento sea posible se han impulsado desde la llegada del nuevo Gobierno inversiones por un importe de un millón de euros del Plan Urban.

Así, en el último Pleno se aprobó una modificación presupuestaria de 450.000 euros para garantizar la adecuación del edificio a su finalidad y se están tramitando proyectos para la reconducción de los cables de telefonía, para el equipamiento del teatro, para la imagen y sonido y para el mobiliario, por importe de unos 300.000 euros.

A esto se añade que la Facturía Cultural contará con una primera programación cultural que empezará este otoño, con una inversión de 139.000 euros con cargo al Plan Urban que se va a planificar desde el ICAS en coordinación con la Oficina de la Comisionada del Polígono Sur, y que dará «las primeras señales de vida al barrio para que la gente lo sienta como propio».

Se están ultimando, de esta forma, una serie de actividades en las que trabajan tanto la Oficina de la Comisionada como asociaciones, promotores y otras administraciones. Entre la agenda destaca Un Otoño Flamenco, Candelas Flamencas, la Fiesta de Apertura del Parque Guadaíra, Arte Mural, Mes de Danza, así como diferentes programas de comunicación y difusión.

Todas estas actividades comenzarán este mismo otoño y se desarrollarán en el entorno de la Factoría Cultural. En paralelo, se iniciará un proceso de participación y diálogo con las entidades y los vecinos del Polígono Sur para definir un modelo de gestión y un plan de usos para la Factoría Cultural una vez que hayan concluido todos los trabajos y cuente con el mobiliario y los equipamientos necesarios. Está previsto además que el edificio se estrene con una exposición fotográfica sobre la evolución de la zona

El edificio cuenta con 3.300 metros cuadrados, espacios y dependencias de usos múltiples como talleres, aulas de enseñanza de música y danza, zonas expositivas, vestuarios, y un auditorio para 340 plazas, además de cafetería y parking subterráneo, que se gestionará «a través de un sistema participativo desde lo público que incluya a la gente del Polígono Sur».

El destino principal de estas instalaciones será la de establecer una alternativa cultural y de ocio único en el Polígono Sur, así como una oportunidad de desarrollo económico en torno a la industrial cultura que pretende generarse desde este enclave, puesto que «no sólo queremos traer lo mejor que haya, sino también que de aquí salga la mejor oferta para otros escenarios culturales», subrayó el alcalde de Sevilla.