El Delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Juan Bueno, ha reiterado esta mañana que el procedimiento de implantación de la zona azul en determinadas zonas de Sevilla es «completamente legal» y cumple los deseos de grupos vecinales, en respuesta a las declaraciones emitidas ayer por el portavoz socialista Juan Espadas.

La decisión se fundamenta en un pliego flexible, capaz de adaptarse a las posibles deficiencias y errores que pudieran cometerse y, como tal «existe un conjunto de calles que, a partir de la resolución, podrán obtener si lo desean el permiso de residente de zona azul», aclaró el Delegado.

En esas calles podrán o no crearse plazas específicas, o «que éstas sean testimoniales», añadió. A fecha de hoy son unas 54 las que figuran dispersas por los barrios.

Juan Bueno reconoció que hay casos, como el de la calle San Alonso de Orozco y la plaza Ruiz de Alda donde hay un número mayor de plazas, 90, porque «los representantes de los vecinos pidieron en el distrito (Nervión y Sur) la zona azul para sus calles».

El Delegado puntualizó que la zona azul se implanta si hay un importante movimiento vecinal que la demanda, «no casos personales y concretos», como apuntó Espadas, en una crítica a colocar nuevas plazas sin consenso.

Desde el Ayuntamiento se hará un seguimiento con vecinos, sindicatos e instituciones sobre el nuevo sistema de aparcamientos, incluso en los barrios que así lo han pedido. «Nos reuniremos mes a mes si hace falta, para corregir las posibles deficiencias que surjan», explicaba.

«Ya es hora de que la oposición socialista deje de crear alarma y manipular y salga de esa espiral de esquizofrenia política en la que ha entrado. Mienten hasta en las plazas. Dijeron 200 y son 144», concluía tajante Bueno.