Uno de cada 125 bebés nace con cardiopatía congénita. Eduardo Morales es padre de una niña que ha crecido con esta enfermedad, ahora tiene 19 años y ella y su familia han aprendido a vivir con esta dolencia. Han superado muchos de los momentos complicados gracias a la Asociación Corazón y Vida, de la que actualmente Eduardo es director.

El viernes, día 23, esta asociación celebra su VII Gala Benéfica en el Club Antares con el objeto de recaudar fondos para las personas que padecen esta enfermedad. Esta es una excusa perfecta para reunirse con amigos, disfrutar de una cena, buena música y al mismo tiempo apoyar a una buena causa.

Desde 1993 un grupo de padres de niños con cardiopatía congénita comparten experiencias y, unidos, consiguen poco a poco mejorar la calidad de vida de estos pequeños y sus familias. Alrededor de 200 socios pertenecen a esta organización, pero Eduardo no sabría decir el número exacto porque varía mucho puesto que hay muchos asociados que afortunadamente solucionan el problema, otros sin embargo, «desgraciadamente los que tenemos casos más complejos o severos estamos inscritos de por vida». Su hija, con tan sólo 10 años, ya tenía tres cirugías extracorpóreas y siete cateterismos, pero escucharlo hablar da vida, es muy positivo en sus comentarios, asegura que el proceso ahora que su hija es mayor esta normalizado y no entraña peligro.

«Esto es una carrera de resistencia, aprendes a vivir y no miras hacia el futuro, ahora mi niña está bien y voy a reírme y a disfrutar, sino te vuelves loco». Este consejo se lo aplica a sí mismo, pero la semana pasada tuvo que darlo a una familia que perdía a su hija de 14 años. «Uno de nuestros problemas es que la gente piensa que esta enfermedad no es tan delicada, pero no es así, a veces las cosas se complican y suceden cosas espantosas como la de esta chica».

«Para mi hija ir andando al centro es un mundo, necesita dormir mucho y veo como últimamente se queda más en casa». Ve andando a Antares tú que puedes hacerlo con normalidad, diviértete con tus amigos tú que puedes hacerlo sin cansarte, cena todo lo que tú quieras por una buena causa. Pero sobre todo no faltes, y sino tienes la oportunidad de asistir colabora con la «fila 0» ingresando un  donativo en la Caixa en el número de cuenta 2100-3916-93-0200048952.