El Banco de Alimentos de Sevilla realiza entre hoy y mañana la Gran recogida de Alimentos 2012. Más de 250 supermercados de la ciudad acogen hoy esta gran iniciativa, que han promovido con el objetivo de conseguir recaudar alimentos básicos para hacerlos llegar a las personas más necesitadas de nuestra provincia.

El supermercado Alcampo de la Ronda del Tamarguillo es uno de los puntos de recogida. A las 12 del medio día de hoy ya tenía un gran volumen de alimentos recaudado. Lo que más predominaba entre las bolsas de las personas que se acercaban hasta el stand instalado en uno de los pasillos del centro comercial era la leche. Pero además de este alimento de primera necesidad, hace falta donar, sobre todo, legumbres secas, conservas de pescado, alimentos infantiles y aceite.

Alrededor de 3.500 voluntarios están hoy colaborando en esta iniciativa. Juan José Enríquez es uno de ellos. Este es el segundo año que participa, nos cuenta que tras la satisfacción que le produjo el año pasado esta acción no ha podido rechazar la oportunidad. «En la edición anterior estuve en este mismo establecimiento y recogimos en los dos días 3.200 kilos». Asegura que las personas que viven por esta zona son muy solidarias, es más, añade que, «llama la atención que los que más aportan son las personas mayores». Dice que se acercan contando su historia, historias que albergan muchos episodios de pobreza. Una anciana, vecina del distrito Sur, que ofrece una bolsa repleta de alimentos destaca, «mi generación ha pasado muchas penurias, sabemos lo que es pasar hambre por eso aporto lo que buenamente puedo».

Cayetano, es hijo de Juan José y escucha estas palabras muy atento, a él le coge muy lejos la época de la que habla esta señora. Tan solo tiene 22 años pero ha decidido acompañar a su padre en esta jornada solidaria. «Es la primera vez que lo hago, mi padre me a animado, pero no sólo a mi, hoy la mayoría de mi familia estamos colaborando con el proyecto».

Como ellos, miles de voluntarios pretenden alcanzar los 300.000 kilos de comida a lo largo de la jornada de hoy y mañana. El año pasado el resultado total fue 150.000 kilos y este año quieren doblar la cantidad. Mañana a las 22 horas comenzarán con la segunda fase de esta labor, que se trata de la clasificación de alimentos que posteriormente serán distribuidos entre las familias más necesitadas de la provincia a través de los más de 380 centros con los que el Banco de Alimentos de Sevilla colabora.