La Junta Municipal del Distrito Sur, celebrada este pasado miércoles por la tarde, desestimó por doce votos en contra y ocho a favor, la propuesta de IU-CA para que se hiciera un referéndum sobre la continuidad o no de la zona azul en el barrio de Bami.

Alejandro Massia, representante de Izquierda Unida, pidió en el pleno que el Ayuntamiento de Sevilla «estudie la situación de los vecinos, comerciantes y trabajadores afectados por la zona azul y se proceda a una votación para ver cuantas personas están a favor y cuantas en contra». La propuesta fue rechazada ya que votaron en contra los representantes del PP, la asociación de vecinos Jardines de la Oliva, la Hermandad del Sol, la asociación de mujeres Giralda, el AMPA del colegio España y la asociación de vecinos barrio del Juncal. Mientras, se pronunciaron a favor los representantes del PSOE, IU-CA y las asociaciones de vecinos Santa Genoveva, Tierras del Sur y Giralda barriada de San Antonio.

El delegado del Distrito Sur, José Luis García, dio la palabra a los vecinos de la zona zona de Bami para que expresaran sus opiniones acerca del tema. El portavoz de la plataforma ciudadana contra la implantación de la zona azul en Bami aprovechó su turno para criticar la nueva regulación de aparcamiento en superficie, asegurando que «roza la ilegalidad». Por su parte, un vecino mostró su «total satisfacción» por esta medida que ha conseguido acabar con «más de 30 años de inseguridad y miedo motivado por las presiones de los aparca coches ilegales».

García tras la votación concluyó que «este resultado vuelve a confirmar que la implantación de la zona azul en Bami ha estado consensuada con los vecinos y los comerciantes, como demuestran las firmas recogidas, el doble apoyo en la junta municipal de distrito y el respaldo de 78 comerciantes, mientras que sólo 23 se mostraron contra».