La Hermandad del Rocío Sevilla Sur ha emprendido hoy su camino a la aldea almonteña. Unos 300 peregrinos y buena parte del vecindario del Tiro de Línea se ha agolpado esta mañana muy temprano, en torno a las 7:30 horas, en los aledaños de la calle Nuestra Señora de las Mercedes para escuchar la tradicional misa de romero que se ha celebrado en la Parroquia de San Juan de Ávila.

Finalizada la misa, comenzó la peregrinación que este año es más corta para ahorrar gastos y facilitar a todos los hermanos una mayor participación.

El barrio del Tiro del Línea se ha volcado como todos los años con su Hermandad, acompañando a los romeros por las distintas calles del mismo. Con gran expectación, los vecinos se han concentrado en los alrededores de la sede distrito Sur y cerca del Cuartel de la Guardia Civil de Eritaña, allí es donde se han vivido los momentos más emotivos.

Pasadas las nueve de la mañana, los primeros jinetes que anteceden al cortejo han recorrido  la calle Jorge Guillén. Posteriormente, el Simpecado de la Hermandad de Sevilla Sur, con un precioso exorno floral naranja y amarillo, se ha detenido delante de la puerta de la sede del distrito donde ha recibido de la mano del delegado, José Luis García, un precioso ramo de flores. Se han entonado rezos a la Virgen del Rocío y antes de continuar el recorrido, el hermano mayor, José Manuel Borrego, ha realizado una plegaria para que «la Blanca Paloma guarde a todos los presentes y a Sevilla entera». Tras los aplausos y la emoción contenida, tocaba seguir, pues el camino sólo acaba de empezar.