El portavoz municipal de Izquierda Unida, José Manuel García, ha abogado este domingo por la celebración de un referéndum sobre la zona azul en Bami al objeto de conocer el grado de apoyo o de rechazo real que esta medida suscita en el barrio. Así, el concejal de IU ha animado al Gobierno de Zoido a consultar a los afectados y a «actuar» en función del resultado de la votación.

García considera que, dada la polémica generada a cuenta de la inminente implantación de este sistema de aparcamiento de pago en Bami, «lo más adecuado en estos momentos» es que el Ayuntamiento paralice el proyecto y «escuche a los colectivos que tienen algo que decir al respecto».

En este sentido, el portavoz de IU se muestra abiertamente partidario de realizar un referéndum entre los vecinos, los comerciantes de la zona y las personas que trabajan en Bami. «Nos parece que es la manera más democrática y participativa de resolver el problema que el PP ha creado innecesariamente en este barrio y así lo propondremos en la próxima Junta Municipal del Distrito Sur», ha indicado García.

A juicio de la formación de izquierdas, la amplia contestación ciudadana que se ha desatado en Bami en contra de la zona azul debería hacer reflexionar seriamente a Zoido. Y es que en sólo unos días se han recogido miles de firmas, se han llevado a cabo concentraciones a las puertas de algunos centros de trabajo y hasta se ha convocado una manifestación en el barrio (este lunes 16) para exigir al Ayuntamiento que dé marcha atrás en sus planes y no aplique esta medida estrictamente recaudatoria.

«Las protestas que se están sucediendo demuestran que las cosas no se han hecho bien desde un principio y que la decisión política de inundar Bami de zona azul no gozaba del consenso que en su día el PP nos vendió», ha aseverado García. Por eso, IU entiende que, llegados a este punto, «toca preguntarle a la gente que va a verse afectada por esta imposición si está de acuerdo o no con que en casi todas las calles de este barrio haya que pagar, a partir de ahora, por aparcar».

«La democracia no es sólo ir a votar cada cuatro años y punto», ha remarcado el portavoz de la federación de izquierdas. «Los ciudadanos quieren participar, cada vez más, y decidir sobre los asuntos que les conciernen y las administraciones públicas han de saber atender esa demanda», ha manifestado García. Por eso, en su opinión, el referéndum que su fuerza política defiende para Bami está «más que justificado». Máxime –ha apostillado-, cuando la idea de implantar la zona azul en este barrio no figuraba en el programa electoral con el que Zoido salió elegido alcalde de Sevilla.

Por último, García ha recordado que este problema probablemente no se hubiera producido si el PP hubiese aceptado en su día las alegaciones relativas a la zona azul que su grupo municipal presentó a las ordenanzas fiscales de 2014. En ellas se apostaba por extender la tarifa especial de residentes tanto a los comerciantes como a los trabajadores y estudiantes que desarrollan su actividad en lugares afectados por esta tasa. «Esta iniciativa habría compensado bastante los daños derivados de esta polémica medida, pero el Gobierno de Zoido la rechazó», ha lamentado el portavoz de IU.