El portavoz municipal de Izquierda Unida, José Manuel García, ha presentado ante el Registro General del Ayuntamiento de Sevilla un recurso de reposición contra la ampliación de la zona azul que este miércoles ha entrado en vigor en la capital hispalense, al considerar que el procedimiento seguido por el Gobierno de Zoido para imponer esta medida “en modo alguno se ajusta a la legalidad”.

Con esta iniciativa, IU pretende «paralizar» esta nueva regulación de estacionamiento de pago que, en palabras de García, no sólo se ha adoptado sin ningún tipo de debate, consenso ni participación ciudadana, sino que «encima hablamos de una decisión nula de pleno derecho», ya que la relación de calles afectadas por esta tasa debería haberse aprobado en el Pleno municipal y no a través de una resolución de la Delegación de Movilidad, como finalmente ha ocurrido.

Según denuncia el portavoz de IU, el Gobierno de Zoido ha ninguneado al órgano soberano que tiene la competencia para definir y concretar las vías y plazas dónde implantar la zona azul y ha optado, una vez más, por el «ordeno y mando», impidiendo a los interesados la posibilidad de realizar alegaciones y escamoteando, en la práctica, las «mínimas garantías» que han de regir en este tipo de tramitación legal.

«El PP ha mostrado su verdadera cara con la cuestión de la zona azul», ha señalado García, quien precisa que su grupo municipal no está de acuerdo «ni con el fondo ni con la forma» de esta medida, ya que Zoido no persigue con ella mejorar la movilidad o solucionar los problemas de aparcamiento de la ciudad, sino simplemente «hacer caja» y saciar su «enorme voracidad recaudatoria».

«Lo advertimos desde el principio y los hechos, lamentablemente, nos están dando la razón», ha subrayado el portavoz de IU. Y es que el Ayuntamiento «jamás ha buscado el consenso» y prueba de ello es el «amplio rechazo ciudadano» que esta «desmesurada» ampliación de la zona azul (se pasa de 4.112 a 7.285 plazas) está provocando en Sevilla, especialmente en algunos barrios como Bami donde, según García, «salta a la vista que al alcalde se le ha ido la situación de las manos».

A juicio del concejal de IU, las protestas que estos días se suceden en la capital hispalense contra la imposición de este sistema de aparcamiento de pago demuestran que el PP «no ha hecho las cosas bien desde un principio» y que ha exhibido una «prepotencia injustificable». Por eso, IU aboga firmemente por la paralización de esta implantación, «arbitraria, injusta e ilegal», mientras antes no se alcance un acuerdo con los colectivos afectados, ya sea sobre la idoneidad de esta medida tan gravosa o sobre los términos en que debe ser desarrollada, en caso de que hubiese consenso al respecto.

Por último, García ha recordado que este problema probablemente no se hubiera producido si el PP hubiese aceptado en su día las alegaciones relativas a la zona azul que su grupo municipal presentó a las ordenanzas fiscales de 2014. En ellas se apostaba por extender la tarifa especial de residentes tanto a los comerciantes como a los trabajadores y estudiantes que desempeñen su actividad en lugares afectados por esta tasa.

Esta iniciativa habría compensado bastante los daños derivados de esta polémica medida. Sin embargo, el Gobierno de Zoido alegó entonces que la ley no permitía ese tipo de bonificaciones y exenciones que, ahora, sin embargo, sí está dispuesto a aplicar, lo que, según García, evidencia a todas luces «la insolvencia, improvisación y total falta de coherencia con que el PP actúa en esta materia».