El delegado del distrito Sur, José Luis García, y el rector de la Universidad Pablo de Olavide, Vicente Guzmán,  han presidido en la mañana de hoy el cambio de rotulación de la calle Virgen de Veneración, una de las calles que rodean la residencia universitaria Flora Tristán, por el de Residencia de Estudiantes. El «estreno» de esta calle ha coincidido con los actos de celebración  del noveno aniversario de la residencia universitaria de la UPO, ubicada en el barrio de Las Letanías, que se ha celebrado a lo largo de esta semana en la propia residencia, en la Olavide y en el barrio.

Tanto el rector como el delegado del distrito Sur han aprovechado la ocasión para resaltar la labor social que se realiza desde la residencia universitaria Flora Tristán, un proyecto social que participa en la vida comunitaria del Polígono Sur. «La Flora Tristán sirve de puente entre nuestra universidad y la realidad del barrio, cumpliendo con el compromiso social de la universidad pública, que es llegar a la sociedad», ha afirmado el rector, Vicente Guzmán.

Tras la inauguración de la calle Residencia de Estudiantes, a las 14 horas en la Flora Tristán, se ha celebrado una comida de aniversario que pone el broche final a una semana de actividades que conmemoran el noveno aniversario de esta residencia. A este almuerzo han sido invitados tanto la comunidad que forma parte de la Flora Tristán y la universidad como los vecinos de la zona, con el objetivo de crear un espacio de convivencia entre todos. Así, a lo largo de esta semana se han celebrado unas jornadas literarias para escolares del Polígono Sur, talleres, teatro, stand informativo o un pasacalles.

La residencia Flora Tristán

La residencia universitaria Flora Tristán, dependiente del Vicerrectorado de Cultura, Participación y Compromiso Social de la Universidad Pablo de Olavide, es una iniciativa pionera en Andalucía que pretende proporcionar a los estudiantes universitarios una formación humana integral más allá de la formación académica, además de contribuir a la revitalización del Polígono Sur a través de la presencia cotidiana de los jóvenes universitarios en el barrio.

De los 222 residentes universitarios de la Flora Tristán, 40 son becarios que colaboran con los proyectos del barrio a través del tejido asociativo del mismo. Además, la Flora está presente en varias plataformas vecinales de formación, reivindicación y de fomento de la cultura, continuando así con la labor de cooperación con los vecinos en sus procesos de cohesión social y superación de los problemas que les aqueja.

Así, la residencia participa actualmente en 21 proyectos de intervención, tales como el proyecto de dinamización y animación a la lectoescritura en bibliotecas escolares, un proyecto de ocio y tiempo libre con menores de los Equipos de Tratamiento Familiar, deporte y mantenimiento para mujeres mayores o el de apoyo en la mejora de la convivencia, que va dirigido a jóvenes en riesgo de expulsión, entre otros.