La lotería ha llegado este año cuatro días antes a Sevilla. Los premios no se han cantado en Madrid sino en nuestra ciudad y el sitio elegido para dar la buena noticia ha sido el antiguo auditorio del Palacio de Exposiciones y Congresos. Este miércoles el  Ayuntamiento de Sevilla ha entregado las llaves de una nueva promoción de  pisos a las familias que han resultado beneficiarias de las 245 viviendas situadas en la antiguas cocheras de Tussam, en el barrio del Porvenir.

Y es que actualmente, con los tiempos que corren, ser adjudicatario de un piso de VPO parece como si cayera el Gordo de Navidad. Sólo faltaba el champán, caras de ilusión, abrazos y aplausos en un espacio ocupado por jóvenes que a partir de ahora comienzan una nueva vida. El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha sido uno de los encargados de entregar el maletín que contenía papeles en los que estaba escrito un «nuevo proyecto de futuro», de esta forma lo ha descrito el edil.

Manuel Luque, José Vázquez, María de los Ángeles García y así una larga lista de nombres hasta llegar a más de doscientas familias que hoy han sido agraciadas con un piso de primeras calidades, situado en una de las mejores zonas de la ciudad. Jorge Calderón y su mujer  son padres de tres niños, hasta el momento vivían en un piso de alquiler. En cuanto salgan de Fibes van a ir a recoger a sus pequeños al colegio y los van a sorprender con el nuevo domicilio. Jorge destaca, «no me puedo creer que por un poco más de 100.000 euros vaya a tener una casa de tres dormitorios, garaje y trastero». Aseguran que cuando le den de alta a la luz pretenden mudarse. El caso de Marta es diferente, ella es mucho más joven y hace poco que ha empezado a trabajar, «después de los gastos que he tenido con  la hipoteca me va a costar remontar, poco a poco iré amueblándolo».

Por su parte el delegado de distrito Sur, José Luis García, también asistente al acto, ha declarado que es lo más ilusionante que ha hecho en todo el tiempo de su legislatura y ha añadido: «se lo complicado que es acceder a una vivienda porque a mi también me ha costado mucho y comparto la felicidad con ellos ». Ha aprovechado la ocasión para comunicarle a los nuevos vecinos que las puertas del distrito están abiertas para todos.

La sala parecía una gran familia donde han reinado los nervios y la impaciencia ya que todos los afortunados al finalizar el acto se han dirigido a su nuevo hogar juntos. Lo de juntos no es un decir, puesto que todos eran «amigos» de facebook. Cuando conocieron la noticia el pasado año crearon un grupo en esta red social llamado «lo que se avecina», así que el primer paso ya lo tienen dado, ahora solo falta que reine la cordialidad en esta vecindad.