Los vecinos de Bami han acogido con alegría la noticia que anunció ayer el delegado de Seguridad, Juan Bueno, de que el Ayuntamiento de Sevilla colocará más de 1.700 nuevas plazas de aparcamiento de zona azul en el barrio. La presidenta de la Asociación de Vecinos Bami Unido, Ana Ojeda, ha manifestado su satisfacción ante esta medida.

Ojeda ha declarado que los vecinos llevan mucho tiempo esperando esta regularización. «Llevamos meses recogiendo firmas entre los residentes para que se instalará la zona azul y la mayoría de ellos han votado a favor, ahora parece que por fin este deseo se hace realidad», ha comentado. La presidenta ha apuntado que la situación de los «gorrillas» se agrava cada vez más y que ya resulta insostenible «vivimos es una zona muy buena, pero nos sentimos inseguros con las amenazas de los aparcacoches ilegales».

A pesar del entusiasmo, Ana se ha mostrado cauta ante las condiciones que se vayan a establecer. «Estamos a la espera de saber quien será la empresa adjudicataria para reunirnos con ellos y pedirles que el horario se extienda hasta las 22 horas». Según ha explicado son muchos los familiares de enfermos que acuden al hospital a partir de las 19 horas para las visitas y «sería inútil establecer el horario hasta media tarde».

Por su parte, los vecinos han expuesto su total conformidad con la medida, es el caso de Juan Carlos Andújar, «llevamos años pidiendo la zona azul y nunca nos han hecho caso, queremos llegar a casa y sentirnos seguros, y no con la presión a la que estamos sometidos por culpa de los gorrillas».

Tanto Salvador Martínez como José Antonio Olmedo, trabajadores en Bami, han definido la decisión como «fantástica». Lo mismo ha opinado Carlos Sánchez, que considera que «el único defecto que tiene el barrio son los aparcacoches ilegales y confío que la zona azul ponga fin a nuestra situación de inseguridad, porque como sigamos así algún día vamos a tener un buen disgusto».

La otra cara de la moneda la ha mostrado Juan Rebollo, dueño de una panadería, que prefiere esperar para ver las condiciones que les van a imponer a los comerciantes. De ellos también ha hablado la presidenta de Bami Unido, que ha finalizado diciendo «lucharemos para que los trabajadores y dueños de los negocios también tengan sus beneficios, puesto que no se les puede tratar como residentes, pero pasan todo el día en el barrio».