La jornada de ayer domingo estuvo marcada por la solidaridad de todos aquellos que se acercaron para subir al globo aerostático que el Ayuntamiento de Sevilla, a través del Distrito Sur, había instalado en la Plaza de España.

Para disfrutar de un vuelo cautivo, se había estipulado a modo simbólico entregar a cambio un kilo de alimentos no perecederos destinados a cubrir las necesidades del comedor de San Juan de Acre que la Orden de Malta.

Casi 800 personas subieron al globo durante toda la mañana, según datos de la empresa organizadora. Está previsto que esta actividad vuelva a repetirse el próximo viernes 27 de diciembre, aunque esta fecha puede sufrir alguna variación dependiendo de las condiciones meteorológicas.