Un año más, solidaridad y moda se han dado la mano en el Desfile del Porvenir, organizado en la Parroquia de San Sebastián. En el décimo cumpleaños de este evento se han recogido más de 11.000 euros que irán destinados a Cáritas. Un gran número de sevillanos se acercaron hasta esta iglesia del distrito Sur para disfrutar un año más y colaborar de alguna forma con los más desfavorecidos.

Niños y mayores desfilando, el grupo El Giraldillo cantando, un bar en el jardín de la parroquia,  un mercadillo de mantones y flores, todo apuntaba a que iba a ser una tarde estupenda, ni siquiera el sol quiso faltar, y éste mismo hizo que los pequeños brillaran, más aún, sobre la pasarela. Más 254 niños lucieron los diseños de diferentes tiendas del barrio. Decía Pastora Peña, madre de una de las tantas niñas que desfilaban que «mi hija está ilusionadísima, es un día en el que juegan a ser mayores, se pueden pintar, poner tacones y el pelo como a ellas les gusta, desde luego pasan un rato estupendo».

Los modelos pasaron los típicos nervios previos al desfile, por los aledaños de la Parroquia de San Sebastián se les veía ensayar y darse los últimos retoques, una de las pequeñas comentaba «me da un poco de vergüenza porque hay mucha gente, pero sé que luego se me pasa porque he participado otros años y después la gente te anima mucho cuando desfilas y es muy divertido». Diversión y moda, pero sobre todo «lo que se pretende con este acto es inculcarle a los pequeños que se puede hacer el bien por los demás», de esta forma lo reconocía la organizadora, Concepción Rubio «recaudar dinero es uno de nuestros objetivos, además viene mucha gente y conseguimos una cantidad considerable para ayudar a Cáritas, pero el desfile nació para que los niños hagan una labor social y para que sean conscientes de que hay mucha necesidad».

Fue una tarde estupenda en la que todo salió a pedir de boca, además de conseguir el dinero que querían para Cáritas, todos los participantes en este desfile se lo pasaron bien y disfrutaron hasta bien entrada la tarde de una estupenda fiesta.