El Grupo Municipal Socialista ha exigido hoy a Zoido que plantee en el próximo pleno de septiembre la modificación urgente de la ordenanza fiscal que permita incluir en la tasa de la zona azul las bonificaciones para trabajadores, comerciantes y estudiantes «que amortigüen el efecto nocivo para los bolsillos de los sevillanos que está produciendo la decisión unilateral, sin consenso, sin participación y sin ningún tipo de informe de movilidad que lo respalde, de ampliar a 7.500 plazas la obligatoriedad de pago por aparcar en la calle».

Así lo ha planteado hoy la concejala Encarnación Martínez a los miembros de la coordinadora de plataformas ciudadanas y entidades contra la zona azul con quienes ha mantenido una reunión para coordinar acciones.

El portavoz socialista Juan Espadas ya anunció en el Debate del Estado de la Ciudad la decisión de derogar la ampliación de la zona azul y la revisión de todo el mapa mediante un plan de movilidad a partir de mayo de 2015 si resulta elegido alcalde, pero «de lo que se trata ahora y en vista de que Zoido sigue obcecado en no suspender ni paralizar la ampliación como le pedimos la oposición y los sevillanos, es de que genere cuanto menos perjuicio económico, mejor».

Así, los socialistas rescatan la propuesta que realizaron en noviembre del año pasado cuando en el marco del debate de las ordenanzas fiscales para 2014 plantearon la alegación que permitiera que hubiera comerciantes, trabajadores y estudiantes que pudieran acceder a exenciones en función del uso obligado y continuado que pudieran tener del vehículo privado en las nuevas zonas declaradas azul. La delegada de Hacienda de Zoido rechazó la propuesta ciñéndose al objetivo recaudador que tenía la ordenanza de zona azul.

«Meses después de la negativa de Fley a aceptar las bonificaciones que planteaba el PSOE, nos encontramos con el delegado de Movilidad intentando calmar la protesta ciudadana ofreciendo públicamente esas mismas exenciones en reuniones con trabajadores del hospital Virgen del Rocío, con universitarios y con comerciantes. Es evidente que el gobierno de Zoido tiene un problema interno con esta zona azul decidida por decreto y los sevillanos no son los que tienen que pagar el plato roto», explica Martínez.

La concejala ha esgrimido igualmente «el propio reconocimiento por parte de Juan Bueno de que las bonificaciones sólo podrán producirse en el marco de las ordenanzas fiscales» en alusión a la respuesta del PP a la pregunta planteada en el último pleno por el PSOE.

Los socialistas preguntaban por el número de bonos de residentes comprometidos por el gobierno que finalmente se habían entregado a trabajadores y universitarios, así como por el procedimiento de solicitud y resolución. «La respuesta acaba reconociendo el engaño sobre los bonos prometidos y la imposibilidad de entregarlos hasta que no se recojan en ordenanzas fiscales, razón por la que consideramos urgente que en el próximo pleno se realice la modificación que permita esas bonificaciones».

Por otra parte, Martínez ha reclamado a Zoido que anule oficialmente mediante resolución la validez del informe aprobado por junta de gobierno de junio de 2012 que obra en el expediente de la zona azul y que habla de la capacidad en las calles «y en los bolsillos de los sevillanos» para 12.300 plazas, así como «del otro informe oculto en el mismo expediente que plantea 2.000 plazas más en las zonas de Torneo y José Laguillo. Ésa es la única forma de que los sevillanos puedan tener certeza de que el PP da por zanjada la ampliación de la zona azul», concluye.