Macarena Álvarez Avilés, estudiante del doble grado en Derecho y Ciencias Políticas y de la Administración de la Universidad Pablo de Olavide, ha sido premiada en la X edición de la Simulación del Parlamento Andaluz (SIPA) en la categoría «Mejor Proposición no de Ley» con una propuesta sobre los desahucios.

La Simulación del Parlamento Andaluz ha celebrado este año su décima edición en Mollina (Málaga) y en el propio Parlamento Andaluz (Sevilla), del 4 al 8 de marzo. Se trata de un evento universitario que se celebra desde el año 2006 y que reúne anualmente, durante una semana, a un centenar de estudiantes de las distintas universidades andaluzas y andaluces del resto de universidades españolas.

Durante la simulación, los participantes son asignados a distintos partidos políticos y funcionan tanto en pleno como en comisiones, elaborando y debatiendo cuatro leyes en cada edición.

Paralelamente, personajes relevantes del mundo de la política comparten su experiencia con los participantes. Actualmente, la organización y titularidad del evento corresponden a Cánovas Fundación, en colaboración con la Asociación SIPA y con financiación de la Unión Europea a través del Programa Erasmus+.

En cada edición se otorgan cuatro premios: Además del ya citado, se encuentran los de «Mejor orador», «Diputado revelación», y «Mejor ley». Este año, y de manera extraordinaria, la SIPA también ha premiado a otros tres estudiantes del doble grado en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Pablo de Olavide por su papel desempeñado en la simulación.

Estos estudiantes son Fernando Camacho, «Mejor intervención» por emplear el verso en la simulación; Álvaro Canalejo, «Mejor diputado», y María José Luque, «Mejor Proposición no de Ley más original» por su proposición para declarar Patrimonio Cultural de Andalucía la “j” jiennense.

 

Por otro lado, el IV Modelo de las Naciones Unidas de la Universidad de Oviedo, que tendrá lugar los días 24 a 27 de marzo en la ciudad de Oviedo, contará también con la participación de una delegación de estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide.

Se trata de una simulación de dicha organización internacional en la que los estudiantes toman el papel de los diplomáticos de los diferentes estados y defienden la postura que dicho estado tendría en la vida real. En concreto, el estudiante Fernando Camacho presidirá el Consejo Económico y Social en la simulación de esta organización.