La Unidad de Medio Ambiente (UMA) de la Policía Local de Sevilla ha intervenido 16.500 cajetillas de tabaco de una furgoneta en el garaje de un bloque de viviendas de la Avenida de la Paz, tras ser alertados de que se dedicaba a la venta ilegal de este producto.

A raíz de la denuncia vecinal, los agentes acudieron sobre las 12.30 horas del pasado lunes a la zona y localizaron a la citada furgoneta circulando a gran velocidad y haciendo zigzag antes de entrar en el garaje.

Tras solicitar autorización a la comunidad de propietarios, localizaron en el garaje el vehículo, en cuyo interior observan una veintena de cajas llenas de cartones de tabaco y algunos cartones sueltos, por lo que requieren el servicio de la grúa para que retire la furgoneta.

La propietaria de la plaza de aparcamiento donde estaba estacionada declaró a los agentes que era de su cuñada y que quien la conducía habitualmente es su marido, M.J.A., al que los policías comprobaron que le consta una detención por parte de la Guardia Civil de Monesterio (Badajoz) a finales de mayo por contrabando de tabaco.

Al día siguiente, sobre las 11.30 horas, avisaron desde el depósito municipal de que había un individuo intentando retirar el vehículo, por lo que los agentes se personaron allí e identificaron a P.B.B., de 48 años, cuñado del anterior, al que se le ha imputado un delito de contrabando de tabaco.

Concretamente, en el interior de la furgoneta había 25 cajas que contenían un total de 16.500 cajetillas de tabaco de diferentes marcas. El material intervenido tiene un valor estimado de 64.575 euros.