«Triana es la viña abandonada -que decía Antonio Mairena- donde todo el que viene se lleva una cepa a su pueblo». Esta reflexión del gran cantaor evidencia la importancia que ha tenido este barrio sevillano en el génesis flamenco, un hecho poco reconocido. Para corregir ese desconocimiento, el escritor trianero Ángel Vela Nieto ha presentado su libro «Triana, la otra orilla del flamenco (1740-1931)».

Ángel Vela con Zoido y Curro PérezArtistas, contexto, empresarios, calles, escenarios, gitanos de raíz, las cavas… Ángel Vela ha realizado en su última obra un compendio de los múltiples nexos que se han establecido entre Triana y el flamenco al cabo de más de dos siglos. En la presentación, celebrada este miércoles en el Hotel Zénit de Triana, el autor ha recibido el respaldo de un nutrido público (incluso con asistentes sin asiento), del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y del delegado del Distrito Triana, Curro Pérez.

«Ángel ha demostrado por qué tiene tanto predicamento en Triana», ha afirmado Zoido. «Si alguien quiere conocer este barrio debe estar cerca de Vela, un profundo conocedor de Triana y su gente», ha añadido el alcalde durante el acto de presentación, en el que el regidor municipal estaba acompañado de Francisco Sosa, editor del libro, y Antonio Reina Gómez, el prologuista, quien ha destacado la «importancia de la obra en el mundo de la cultural flamenca».

«Solo Ángel podía realizar un trabajo como este y sacar del ostracismo a los artistas trianeros que se recuperan en este libro para la prosperidad», ha afirmado Reina Gómez. «Él -en referencia al autor- ha sabido devolver a Triana al trono que le corresponde», ha añadido.

‘Triana, la otra orilla del flamenco (1740-1931)’ El libro, «que no es para flamencólogos o estudiosos, pero sí para trianeros», según el autor, obedece a la necesidad de «medir la importancia de Triana en el flamenco», ha explicado Vela. «Quizás este libro no alcance Madrid, pero es esperemos que llegue a donde tiene que llegar», ha defendido el autor.

«No acepto que la den por muerta. Triana está viva, muy viva, en el mundo del flamenco», ha concluido Vela.