Rememorando aquellos míticos cines de verano, esta semana se puede volver a contemplar esa estampa al aire libre en Triana. El patio de la Sala El Cachorro acoge cada noche hasta el próximo viernes 28 de junio el XI Certamen de Cortometrajes «Por caracoles», una original iniciativa que aúna el cine y una de las tapas más sevillanas. «Se unen dos tradiciones: el cine de verano al aire libre y las tapas de caracoles. Es una propuesta sencilla que nació con el objetivo de generar un festival de cine y que se pudieran ver cortos locales», explica Juan Antonio Bermúdez, coordinador del certamen, que está organizado por el colectivo Cámara Lenta y la Sala El Cachorro.

Ofrecer esa posibilidad al sector audiovisual mientras se acompaña de tan preciado molusco que, además, proporcionan una aportación económica al premio principal. «Todo la recaudación que se consiga a partir de las tapas de caracoles que se consuman durante esta semana en las proyecciones será la dotación del premio al mejor cortometraje. Es una forma de autofinanciarnos», apunta Bermúdez. Lo que comenzó siendo un certamen a nivel local, ha desembocado en una muestra internacional. En total, han recibido 450 cortos desde todo el mundo, de los que finalmente han sido seleccionados 44. «Este año se podían presentar también a través de internet, con lo cual, han enviado trabajos desde Irán, México, Brasil, Colombia, Alemania, Argentina, Austria, Reino Unido, entre otros países. Así, entre las obras a concurso podrán verse cortos que llegan ya avalados con una gran trayectoria de premios y selecciones, como La boda, finalista asimismo en los últimos Goya; Love at First Sight, Best Films y Audience Award en el prestigioso International Short Film Festival of India; Matilde, programado en la Berlinale, o Misterio, nominado a los Premios del Cine Europeo», prosigue el coordinador.

Unas producciones audiovisuales cuya temática es libre con dos únicas restricciones: no exceder una duración de 16 minutos y no incluir armas de fuego. Los premios a los que optan, y que serán entregados el viernes 28 de junio, son al Mejor Corto Por Caracoles, al Caracol de la Tierra y al Caracol del Público. «Este año también hay una amplia presencia local, con 17 cortos cuya dirección o producción está vinculada a Sevilla, y que por lo tanto optan además al premio local, el Caracol de la Tierra. Por otra parte, los asistentes a las proyecciones también podrán votar sus cortos favoritos, eligiendo así el Caracol del Público», comenta Bermúdez.

Las proyecciones comienzan a las 22 horas en la calle Procurador número 19. El acceso es gratuito y toda la programación detallada aparece en el blog del certamen. Todo un lujo para los sentidos, disfrutar del cine al aire libre y degustando una delicia gastronómica en pleno barrio de Triana.