Los alumnos de Educación Infantil del colegio Nuestra Señora del Rosario (c/ Pagés del Corro, 32) realizan su estación de penitencia hoy Viernes de Dolores acompañando a Nuestro Padre Jesús Nazareno desde hace ya cinco años.

Virgen del colegio Nuestra Señora del Rosario de Triana

Virgen del colegio Nuestra Señora del Rosario

Este año el AMPA ha ampliado la cofradía con un paso de palio completo gracias al trabajo que han invertido José Francisco Brito, Ricardo Ballesteros, Florencio García y Manuel Robles. La imagen de Nuestra Señora de la Esperanza y su manto, al igual que las bambalinas y los faldones han sido realizados por Santiago Fernández y Juan Antonio Riqueni. Todos ellos son padres y profesores que han trabajado desinteresadamente para que esta procesión siga creciendo y mejorando año tras año.

Los más pequeños del colegio viven de primera mano la Pasión y Muerte de Jesús y aprenden desde dentro lo que es una hermandad. Mañana tienen la oportunidad de convertirse en costaleros, nazarenos, músicos o «aguaores». Las niñas de mantilla o vestidas con sus mejores galas acompañan a los pasos, a los que no les falta ni el capataz para dar las órdenes oportunas bajo la atenta mirada de las maestras de Infantil, que cuidan en todo momento de la buena marcha de la procesión. Algunos alumnos de Secundaria portan la cruz de guía y las insignias, incluso forman una centuria romana.Este evento se ha convertido ya en el barrio en el punto de partida de la Semana Santa y numerosas personas acuden al colegio a partir de las doce de la mañana para disfrutar de los primeros pasos que salen a la «calle» en Triana.